AMLO el perdonador de pecados

Por Horacio Corro Espinosa

Andrés Manuel López Obrador presentó el 20 de noviembre, su Proyecto alternativo de nación en el Cuarto congreso nacional extraordinario de Morena.

Este proyecto no es el primero que presenta, pero tampoco será el último seguramente, además, éste documento (2018-2024) no tiene mucha diferencia con los anteriores.

La idea central del Proyecto, es que Andrés Manuel es honesto, y todos los demás políticos que no pertenecen a Morena corruptos.

El documento es un refrito de sus mismos textos anteriores. No presenta cosas nuevas el virtual candidato de Morena a la presidencia. También, tiene mucho parecido a los documentos básicos del PRI de hace 25 o 30 años aproximadamente.

A lo largo del documento hay un rollo que hace mucho ruido, y ese eco chocante es el de combatir a la corrupción. Rollo que seguramente los próximos candidatos de cualquier partido político lo van a llevar como bandera.

Recordemos que Amlo ha llamado corruptos a todos los políticos que no están cerca de él. Cuando esos deshonestos, corruptos, ladrones y etcétera se le adhieren, se convierten automáticamente en gente honesta y hasta guapa.

En casi 18 años de campaña ha utilizado los tiempos de radio y televisión de Morena para promoverse en lo personal, no a su partido.

Su proyecto alternativo de nación, como ya les dije, coloca en primer lugar el combate a la corrupción. Aquí habrá que preguntarle al Peje: cómo le va a hacer si gran parte de los integrantes de Morena son corruptos. Como ejemplo y para no salir de Oaxaca, podemos recordar a Salomón Jara Cruz, quien tiene un rosario interminable de robos y saqueos al gobierno, e incluso, a sus mismos compañeros de partido.

La verdad, hay un problema muy grave con el Peje. Él nos asegura tener la barita mágica para arreglar todos los asuntos más graves que tiene el país, y la gente se lo cree. Esa imagen que está manejando es la misma que operó en su campaña Gabino Cué, cuando nos dijo que transformaría Oaxaca y todos le creyeron, y le dieron su voto, y su confianza, y con el correr del sexenio traicionó a Oaxaca. Seguramente ese camino lleva López Obrador.

En su proyecto de nación no toma en cuenta a los jóvenes ni a los indígenas. La figura central es él y solo él. Nadie más.

La desbandada que hubo de otros partidos políticos hacia Morena, fue de muchos políticos corruptos que se fueron a refugiar ahí con tal de encontrar el perdón y la limpieza de sus pecados a través de él.

Es por eso que este personaje está rodeado de corruptos, rateros, asesinos, secuestradores, el magisterio de la sección 22, narcotraficantes, huachicoleros, y etcétera.

Cuando se le exhiben las fotos donde él presume a sus amigos del más bajo linaje, él guarda silencio y salen sus chairos a defenderlo.

Solo para refrescar la memoria podemos recordar al tabasqueño con el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda. Ambos en prisión por tener vínculos con la organización criminal Guerreros Unidos. La foto aquella donde abraza cariñosamente a Eva Cadena, excandidata de Morena a la alcaldía de Las Choapas, Veracruz, a quien se le captó recibiendo dinero para la campaña del presidente de Morena.

Donde está con Rosendo Salgado, quien fue destituido del cargo de presidente de Morena en Durango por tener acusaciones de acoso sexual a una joven militante del partido. Rosendo, es hermano de Rigoberto Salgado, delegado de Tláhuac, quien es investigado por posibles nexos con el cártel de Tláhuac. Y en los últimos días agregó a su equipo al cura Alejandro Solalinde.

No hay que olvidar aquel tuit donde salió en defensa de Duarte, exgobernador de Veracruz con el texto siguiente: “Detienen a Duarte para simular que combaten la corrupción. Pero el pueblo no se conforma con chivos expiatorios, quiere la caída del PRIAN.”

Obrador no sabe ser amigo, pues traicionó a aquellos que fielmente obedecieron sus órdenes al actuar como recogedores de sus dineros. Ahí está el señor de las ligas, Eva Cadena, etcétera.

Lo curioso es que a pesar de todo lo que se descubre del señor López, la gente sigue creyendo en él y se desgarra las vestiduras para demostrarte que lo que se dice es mentira.

Una pregunta: atrás de todo esto, ¿no será que esa gente también busca en López Obrador el perdón de sus pecados? Puede ser.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx