Aparece comunero dado por muerto en enfrentamiento

Saúl Salazar/@SalazarBalbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Un comunero de 45 años de edad, a quien habían dado por muerto el pasado 14 de marzo, por el enfrentamiento armado, a causa de un conflicto agrario entre habitantes de San Martín Peras y Santos Reyes Zochiquilazala, fue localizado con vida.

Los elementos de la Policía Estatal destacamentados en Juxtlahuaca, el pasado 14 de marzo, al saber del enfrentamiento, de inmediato se trasladaron al pie del cerro denominado Totie, ubicado entre los límites de ambas poblaciones, que viven un conflicto interno originado por la presunta venta de tierras.

Al llegar encontraron muertos a dos comuneros, Alfonso Tomás González Melesio, de 55 años, quien tuvo su domicilio en la población de Santos Reyes Zochiquilazala y a Guadalupe López Juárez, de 46 años de edad, originario y con domicilio en el municipio de San Martin Peras.

Desapareció3Por ello, acordonaron el lugar  con apoyo de la Policía Municipal y al mismo tiempo solicitaron la intervención del personal de la Agencia del Ministerio Público y elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI).

Del enfrentamiento también resultaron heridas siete personas, quienes fueron  trasladadas en vehículos oficiales y patrullas al área de Urgencias del Hospital Rural número 66, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en el municipio de Santiago Juxtlahuaca.

Así también, les informaron que se encontraba desaparecido el comunero Rufino Bonifacio López, originario del municipio de San Martín Peras, por lo que de inmediato otro grupo de uniformados de la misma corporación iniciaron con su búsqueda por la zona, pero al no hallarlo, las autoridades dedujeron que ya estaba muerto.

Fue la tarde de ayer cuando el comunero Rufino Bonifacio llegó a decirles a las autoridades municipales de San Martín Peras, que se encontraba con vida y sin ninguna lesión.

El hombre relató que al ver el enfrentamiento se escondió en el monte, para evitar ser asesinado por pobladores de Santo Reyes Zochiquilazala, y por las noches se desplazada para poder salir de la zona en conflicto, hasta que llegó al puente de Guadalupe Nundaca.

En ese lugar, abordó un taxi que lo llevó hasta su domicilio ubicado en la calle Álvaro Cárdenas del municipio de San Martín Peras, donde sus familiares al verlo se sorprendieron y lloraron, pues creían que ya había muerto.

De lo anterior le avisaron a la corporación estatal de Juxtlahuaca, quien se presentó en la población, llevando al comunero para que rindiera su declaración en la Agencia del Ministerio Público.