“BASTA YA”

Por: Horacio Corro Espinosa

Toda información o toda opinión publicada en algún medio radiofónico, impreso o televisivo, puede afectar positiva o negativamente a algunos grupos sociales; es por eso que se dice que el periodismo es una actividad netamente política.

El ejercicio de información es entre prensa y poder, y por lo mismo, requiere cercanía. Con el tiempo esa relación puede generar tensiones a veces fatales.

A lo largo de la historia de México, el periodismo ha sido como un apoyo para el orden. Sin embargo, el Estado no garantiza el derecho a la información, cuando es éste mismo el que necesita de un periodismo crítico y plural.

El estado necesita de una prensa investigadora, analítica, que revele hechos, que juzgue acciones y a la vez, que oriente a la ciudadanía.

Ante la falta de garantías, el gobierno parece que busca un periodismo que lo alabe. Es más, busca este servicio y sabe pagarlo bien. Eso dicen los que se han prestado a esa ayuda.

Son muy pocos gobernantes que aceptan la crítica y la toman para su crecimiento, aunque la mayoría la usa para fines propagandísticos.

Cuando el periodismo toca llagas, aprieta tuercas y el gobierno sabe escuchar todas esas ideas, quiere decir que esa autoridad tiene el valor de adoptar causas necesarias en beneficio de la sociedad.

Desde luego que también existe el periodismo engañoso, pero ése no dura mucho tiempo porque la gente se da cuenta de ello. Mostrarle a las personas espejitos, no tiene mucha durabilidad porque sin elementos de análisis, con los días se estrella ante la realidad.

Así pues, el periodismo crítico es para las autoridades que saben escuchar, para los que saben enmendar sus errores y llevar a su pueblo a un mejor futuro.

Cuando no es así, se demuestra la ineptitud, y todo desemboca en una crisis social y política exactamente como la que estamos viviendo en nuestro país.

Como sabemos, la prensa en nuestro país nació al servicio de la corona y de la iglesia católica. Era un periodismo sumiso, dispuesto a engrandecer todo discurso oficial y a la iglesia. Parece que seguimos en el mismo sitio. Nada ha cambiado.

Todo análisis y crítica publicada debe transmitir y enriquecer con información a la ciudadanía. Es por eso que el medio de información debe recoger todos los ángulos, todas las versiones para que la gente se forme un criterio. Sin embargo, los que buscan controlar a los medios, siempre critican si te ven sentado con un grupo opuesto al de ellos. Para esta gente, el periodismo significa que solo debes tocar a sus contrarios, mas no a sus intereses. Esta es una de razones por las que han caído tantos periodistas mexicanos ante el poderoso gatillo de los que no toleraron la postura imparcial.

Ayer apareció un desplegado titulado “BASTA YA”, firmado por medios nacionales y organizaciones internacionales que fijan su postura ante la impunidad, la corrupción y, en especial, el crimen organizado que han puesto en riesgo una labor fundamental para la sociedad.

Sé que este comentario no pinta ante la importancia de los medios nacionales e internacionales, pero como periodista lo hago porque duelen las amenazas y las muertes de los compañeros de la pluma.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx