Denuncian maltrato a la casa de la cultura; las clases siguen suspendidas

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- El recinto cultural más importante de Huajuapan se ha convertido en un espacio que ve ir y venir funcionarios, entrar y salir ciudadanos y ciudadanas que realizan trámites, entregan escritos, que buscan atención de su gobierno municipal. De las diversas expresiones artísticas, no ha sabido nada en las últimas tres semanas.

Padres de familia de alrededor de 800 estudiantes que asisten a los diversos talleres que se imparten en la Casa de la Cultura Maestro Antonio Martínez Corro, denunciaron que los funcionarios que están en dichas instalaciones las están maltratando y no hay para cuándo se reanuden las clases.

Esto es porque a raíz del sismo del 19 de septiembre, que provocó daños en el palacio municipal, las y los funcionarios laboran en los diversos salones, corredores, en la explanada y auditorio de la Casa de la Cultura, por lo que los cursos fueron suspendidos y aún no hay fecha para reanudarlos.

“No nos han dicho cuándo se retoman, nosotros prácticamente acabábamos de pagar la cuota de inscripción, que varía de acuerdo al taller, los padres hacemos el esfuerzo porque lo vemos como parte de su desarrollo cultural, compramos los uniformes y material que necesiten”, explicaron.

Pero ya comienza a circular la información de que quieren cambiar de sede los cursos, para que se impartan en el Bicentenario, afirmaron.

QUE SE VAYAN ELLOS, NO LOS ALUMNOS: TUTORES

No consideran funcional que se trasladen las y los estudiantes a otra sede porque la seguridad de los niños, niñas y adolescentes estaría en riesgo, dado que asisten alumnos de la agencia El Carmen, Santa Teresa, Rancho La Junta y varias colonias de Huajuapan.

El recinto cultural cuenta con vigilancia las 24 horas del día, lo que le da seguridad a la gente que eligió inscribir ahí a sus hijos e hijas, pero algunos talleres culminan a las 22:00 horas como es el caso de Ballet y ser enviados a otros lugares, los pondría en riesgo.

“Es arriesgar a que las alumnas salgan a esa hora al trasladar los talleres a otras instalaciones, si algo les llega a pasar, será responsabilidad de ustedes”, advirtieron en un escrito a las autoridades.

También se incrementarían los costos que de por sí ya se están generando para el traslado al centro, resaltando que este año no se otorgaron becas para las y los alumnos por lo que las cuotas que se pagaron fueron completas.

“Como ciudadanos y padres de familia hemos sido conscientes de la situación que se generó a raíz del sismo, pero después de tres semanas, ni usted ni ningún funcionario dan respuesta para el inicio de las actividades, ya que por ahora no se cuenta con un director a cargo de Casa de Cultura”, reclamaron.

Otra situación es que a través de los profesores de los talleres, se les ha informado que se inician clases pero después los cancelan.

El 4 de octubre ocurrió con los talleres de pintura infantil y reciclado, ballet folklórico infantil, danza folklórico regional infantil y coro, quienes iniciaron clases pero estando presentes los padres de familia, se percataron de la molestia de personal del ayuntamiento pese a que no hubo “ruido”, sólo música de los bailables, afirmaron.

LAS INSTALACIONES, SIN RESPETAR

Además de que las y los alumnos siguen sin su formación cultural, otro de los problemas principales es que las y los funcionarios del ayuntamiento están maltratando las instalaciones de Casa de Cultura, pues desconocen que debe tener un cuidado especial.

Tal es el caso de la duela del salón de Danza clásica, denunciaron que ésta no se puede utilizar para que se pongan cosas pesadas como escritorios, ni para que las personas estén pasando todo el tiempo con zapatillas, por eso la exigencia con las alumnas de ballet siempre ha sido que deben entrar con sus zapatos de ballet, que se ponen justo afuera.

“Además de que ya tiene años que no le han dado mantenimiento a la duela, ésta quedará dañada y provocará que se astillen al tomar sus clases”, refirieron padres y madres de familia.

Los pianos son otra preocupación, paterfamilias son quienes tienen que aportar el dinero para que se afinen porque el gobierno municipal no lo ha hecho.

Cada vez que se mueven, se tienen que volver a afinar, pero ahora con las adecuaciones, lamentan que los mueven constantemente, dañando estos instrumentos que son sumamente costosos y que gracias a muchos esfuerzos se han logrado adquirir.

“Las instalaciones están planeadas para actividades de arte y cultura, no para oficinas, las cuales corren más riesgo por estar sobrepasando el cupo de mobiliario y personal.

Resaltaron que las áreas del municipio son importantes, pero también lo son los talleres que se imparten, muestra de ello fue la presentación de la Orquesta Típica Alma Mixteca del taller de guitarra impartido por el profesor Pedro Herrera Barragán y el taller de danza folklórica a cargo del profesor Ovidio Pérez Pérez.

Esta fue el pasado domingo 1 de octubre en la plazuela Bicentenario de esta ciudad en tanto que del taller de coro, las y los alumnos participan en las actividades que tiene el municipio como son aniversarios, homenajes, conmemoraciones en fechas históricas.

Destacaron que el hecho de que las y los niños estén inscritos en talleres de Casa de Cultura contribuye a no tener una comunidad infantil y juvenil ociosa, sin vicios, creando ciudadanos responsables además, por la disciplina que se fomenta con estas actividades.

PROPONEN CEDES AL GOBIERNO

El polideportivo, el parque Bicentenario, las instalaciones del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), la Central Camionera, los Centros de Desarrollo Comunitario (CDC), son algunos de los espacios que los padres de familia propusieron al gobierno municipal.

“Solicitamos que trasladen su personal y permitan que se reinicien los 17 talleres que se imparten en Casa de Cultura de lunes a sábado”, dijeron en su escrito.

Solicitaron también que las instalaciones sean devueltas en buenas condiciones, tal y como las recibieron; una reunión con el presidente municipal Manuel Martín Aguirre Ramírez y exigieron también que no haya ningún tipo de represalias por estas acciones que aclararon, se dan por parte de los padres de familia, no de profesores.

Esta situación fue expuesta ante las autoridades en un escrito que recibieron el 11 de octubre, el edil y el contralor municipal René Rivera Rojas, de quienes esperaron una respuesta positiva.

No obstante, advirtieron que de no tenerla emprenderían otro tipo de acciones ya que existe la molestia porque sostuvieron una reunión con el contralor la tarde del miércoles en el parque Bicentenario.

“Tras llegar tarde, no nos dio ninguna solución, no pasó nada, se programó una cita con el presidente así que vamos a ver qué respuesta nos dan”, señaló uno de los padres inconformes.

Cabe señalar que ni los concejales del ayuntamiento  saben la situación del palacio, si van a regresar a laborar ahí o no y cuándo, lo cual fue expuesto y cuestionado en la sesión de cabildo del 10 de octubre pasado.