Detienen a español por presunto fraude a damnificados

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.- Agentes Estatales de Investigación (AEI) y un agente del Ministerio Público detuvieron anoche al ciudadano de origen español,  Iván Moris Gallardo, para ponerlos a disposición de la Fiscalía General del estado tras la denuncia de damnificados de Chicapa de Castro,  municipio de Juchitán de Zaragoza, quienes lo acusan de haberlos defraudado con más de un millón 800 mil de pesos para la supuesta construcción de viviendas colapsadas por los sismos del año pasado.

El valenciano radicado en México desde 2010 reconoció la deuda, pero no ofreció fecha de pago a las 17 familias afectadas, a pesar que desde el 30 de julio lo mantuvieron retenido en casa de uno de los damnificados, donde también lo alimentaron.

Ante el desgaste económico y anímico los afectados denunciaron a Moris Gallardo ante la Fiscalía General que inició la carpeta de investigación correspondiente, y este viernes alrededor de las seis de la tarde se llevó a cabo la diligencia correspondiente.

Por los señalamientos en contra del imputado la institución determinará la situación jurídica, para la probable vinculación a proceso por el  delito de fraude; tampoco se no descarta que la prisión preventiva comentó una fuente del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza, donde está asentado Chicapa de Castro.

El retenido se encuentra en buenas condiciones pues estuvo en el  domicilio de uno de los agraviados, donde se realizaron las negociaciones con el presunto defraudador que prosperaron, a pesar de la paciencia de los damnificados, mencionó el agente municipal, Leonides Santiago.

Del 30 de julio y hasta este 10 de agosto, el grupo de 17 familias, creyentes de la religión cristiana, no permitieron que el presunto defraudador saliera de la población hasta que les cubriera lo que entregaron de buena fe con la esperanza de recuperar sus viviendas.

Fundación ficticia

Con el argumento de que una supuesta fundación denominada “Ibero mexicana de Auxilio Social”, lo había enviado para apoyar en la reconstrucción de las viviendas destruidas por el terremoto, el desconocido llegó a la comunidad de Chicapa para presentarse como “el ingeniero” Iván Morris Collado.

“Los damnificados entregaron el dinero en parcialidades, una vez que recibían el depósito bancario,  correspondiente al Fondo Nacional de Desastres Naturales, con la finalidad de reparar sus viviendas”, expuso.

Morris Collado obligó a los afectados a derrumbar sus casas  y  les prometió construirlas con un valor de doscientos ochenta mil pesos, lo que no ha cumplido a casi un año del evento sísmico que dejó luto y desasosiego en la región del Istmo.

La única referencia de la “Asociación Ibérica de Ayuda Social” está en la plataforma de la red social Facebook donde aparece una imagen con el texto “Fuerza Chicapa”, entre sus escasas publicaciones está una oferta de empleo como asesor técnico en autoconstrucción.

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.