Dulcerías de la Mixteca sobreviven a la crisis

dulcería3

Nathalie GÓMEZ/@Nathalie_fx

HUAJUAPAN de León, Oax.- El sueño que inició con un puesto pequeño de dulces en una banqueta de Tamazulápam del Progreso, hoy se ha convertido en una de las empresas más sólidas de la región Mixteca, la Dulcería Lupita, con 28 años de existencia, a la que don Genaro Baldemar Cruz Guzmán y familia le ha dedicado su mejor esfuerzo.

Él es originario de San Marcos Arteaga y recuerda que todo empezó en una banqueta de Tamazulápam y posteriormente en los tianguis hace 33 años.

Actualmente, la familia tiene tres negocios en Acatlán, uno en Tehuitzingo, ambos municipios pertenecientes a la Mixteca poblana, y en Huajuapan se encuentra la matriz de la empresa que este fin de semana cumplió 28 años de su creación.

Además, con camionetas de reparto, la empresa llega hasta comunidades como Mariscala de Juárez, Tlapancingo, San Martín Peras, Coicoyán de las Flores, Nochixtlán, entre otros municipios.

Valores, la llave del éxito

La llave del éxito ha sido aplicar en su persona, en la familia y en sus colaboradores, seis valores que son responsabilidad, honestidad, humildad, lealtad, disciplina, perseverancia y a ello le agrega amar con pasión todo lo que haces.

“La misma hambre de triunfo que tenemos nos hizo establecer estos principios y llevarlos a cabo todos los días; a pesar de que se escucha muy trillado hablar de valores hoy en día, estamos conscientes de que son la base para generar algo sólido en el ámbito personal y laboral”, dijo.

Reconoció que sus hijos y esposa han sido el pilar de esta empresa con la que los pudo sacar adelante; “hoy no sólo esta empresa es el sustento para mi familia sino para más de 50 familias de mis colaboradores con los que nos hemos comprometido en todo momento”.

Es por ello que llama colaboradores a las personas que laboran con él, no trabajadores, a quienes asegura que se les debe dar un trato humano y respetando su dignidad para que sean un verdadero equipo.

dulcería

Sobreviviendo a la crisis

A partir del aumento del 8% del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), 16% en gomas de mascar, globos y otros productos, las dulcerías han atravesado por momentos complicados; como es natural, esto ha repercutido en la caída de las ventas hasta en un 40% de cinco años a la fecha.

Cruz Guzmán lamentó que el aumento se hiciera con el argumento de que ese porcentaje se iba a aplicar en mejora de servicios de salud, hospitales con medicamentos, carreteras digas y otras promesas más que no se han cumplido y han sido “puro discurso”.

“Lamentablemente no es así, cuando acudimos a diversas dependencias del gobierno en la ciudad de Oaxaca yo les he dicho a los funcionarios que deberían voltear a ver a la Mixteca, porque de Puebla hacia el norte es un país y hacia el sur-sureste es otro país totalmente diferente, hundido en el rezago”, lamentó.

Dijo que la Mixteca está en completo abandono, los hospitales y clínicas son insuficientes, por lo cual se han presentado partos fortuitos, muchas de las carreteras en tiempo de lluvia se vuelven intransitables y gran parte de las necesidades no se atienden porque la corrupción se ha vuelto el cáncer más fuerte en diversas instancias y órdenes de gobierno.

Y es que el comercio es la principal actividad económica de Huajuapan al carecer de industrias, además de que aplaudió que se esté trabajando para reforzar el turismo, que es otra de las esperanzas para el desarrollo de la región Mixteca.

La inseguridad, otro de los enemigos

El robo de unidades de reparto, asaltos a mano armada tanto en el negocio como fuera de su domicilio, con sólo algunos de los hechos de los que han sido víctimas tanto en Huajuapan como en Tehuitzingo y Acatlán de Osorio a lo largo de estos 28 años.

Esperó que pronto inicie operaciones el Centro de Control y Comando (C2) que gestionó el Círculo Empresarial del Estado de Oaxaca A. C., para beneficio de Huajuapan y 154 municipios de la región Mixteca, asociación de la que es integrante don Genaro Cruz Guzmán.

“Esto sería de mucho beneficio para la comunidad, así que ojalá que nuestras autoridades municipales y estatales le den la prioridad que merece, sabedores de que no nos beneficiará sólo a los empresarios sino a estas poblaciones de la región Mixteca”, refirió.

dulcería5

Espera que continúen con el proyecto familiar

A casi tres décadas de existencia de la empresa familiar, espera que su familia siga adelante con ese sueño pues su hijo Giovanni Cruz Contreras está administrando los negocios de Acatlán de Osorio.

Su yerno Miguel Barragán se encuentra en Tehuitzingo y su hija Guadalupe Elizabeth está en la matriz, ubicada en la calle Casimiro Ramírez, tiene un hijo en la Unión Americana y es el único que está lejos de la empresa familiar.

En este marco, agradeció también a su administradora, Leticia González Hernández y a sus clientes de la región Mixteca que le han brindado la confianza y oportunidad de servirles en este tiempo.

“Cumplir 28 años es una satisfacción muy importante porque como ser humano, uno siempre sueña y se planea objetivos y con valores bien cimentados, vamos superando todos los obstáculos que se presentan, en lo particular puedo decir que parte de mis sueños se han cumplido pero tenemos que cumplir más para ayudar a la ciudadanía”, dijo.

Y es que don Genaro ha asumido responsabilidades en su natal San Marcos Arteaga para apoyar las fiestas patronales, organizando el tradicional jaripeo, actualmente colaborará para que se mejore la iglesia del mismo y como Círculo Empresarial, participando en campañas de salud y de apoyo a comunidades que han sido víctimas de desastres.

Su éxito en este tiempo, que reitera que no ha sido nada fácil pero que cada esfuerzo ha valido la pena, ha llevado a Cruz Guzmán a compartir sus experiencias con jóvenes de distintas instituciones y lugares en las que el mensaje principal es aprender a luchar por tus sueños amando con pasión todo lo que se hace para lograrlo.