El edificio de Micaela Galindo dos

Por Horacio Corro Espinosa

“Aguerrida y con convicciones claras es Juanita Cruz Cruz, presidenta municipal de Huajuapan de León. Ella busca lograr un gobierno de austeridad y transparencia con el fin de impulsar el desarrollo económico y social de esa parte de la región mixteca.

“La nueva presidenta, asegura que ha tocado muchos intereses, pese a ello, no le teme a sus adversarios políticos, y permanecerá en el cargo por respeto a la ciudadanía y al voto de los mismos.”

Esto es parte de un texto publicado en la ciudad de Oaxaca. No es mío, aclaro. Es una nota que fue publicada como respuesta a mi columna titulada «La ignorancia jurídica de los ediles». Es más, antes de que se publicara, los mismos reporteros me dijeron lo que iban a hacer.

La incomodidad que les causó mi comentario, es porque ignoran, por ejemplo, que el periodismo de opinión o la columna política, es donde se tiene derecho de presumir, suponer y hasta especular a partir de hechos y evidencias.

Los funcionarios municipales de Huajuapan, que han dicho que yo aseguré en mi comentario que el edificio de Micaela Galindo número 2, es del narco, eso lo puede determinar sólo una autoridad judicial, y quienes pueden acusarme de eso, son los propietarios directos del edificio en cuestión.

Me gustaría que lo hicieran. Me gustaría que me acusaran de falsedad, porque sólo así podremos saber realmente de quién es ese ostentoso lugar donde hoy se alojan las oficinas del ayuntamiento de Huajuapan.

A propósito del edificio mencionado, el de Micaela Galindo número 2, la Síndica hacendaria Mayra Isabel Serrano González, dio a conocer en sesión de cabildo, que ese lugar tiene un costo de 50 mil pesos mensuales, según contratos de arrendamiento celebrados por la administración saliente.

50 mil, se me hace una cantidad ridícula, ya que, según la revista dinero en imagen, del periódico Excélsior, dice que Oaxaca, la ciudad, y los municipios más importantes de este estado, son de los lugares con las rentas más caras del país.

Por otro lado, el sitio inmobiliario Propiedades.com, realizó un análisis de las zonas más caras para rentar, y los precios más elevados son los del valle de México, y en segundo y tercer puesto se encuentran Oaxaca y Tijuana.

Pero si analizamos este punto más tangiblemente, el precio de renta que dio a conocer la Síndica, el de 50 mil monedas de a peso por mes, debemos compararlo con lo que pagan de renta las empresas de telas ubicadas en el centro de la ciudad. El pago que ellos hacen mes a mes, va de los 40 a 50 mil pesos por piso. Así que si el edificio es de dos niveles, pagan entre 80 y 100 mil pesos mensuales.

Si tomamos en cuenta el pago de esas empresas con lo que paga el ayuntamiento, éste tendría que pagar 50 mil por piso. Como el edificio tiene cinco pisos, incluyendo el sótano, el pago mensual debería de ser de 250 mil pesos. En esta cantidad no se incluye el precio del helipuerto que muchos aseguran que tiene.

Pero como no ha salido a la luz pública de quién es ese edificio y a quien se le está pagando, yo pienso, y seguiré pensando, que el ayuntamiento municipal le va a hacer el favor a alguien de lavarle la lana.

Pero bueno, ese dato tendrá que aparecer, quieran o no, en el reporte trimestral de las finanzas del municipio. Allí tiene que aparecer la erogación del primer mes de renta, así como el anticipo para el mismo. Además, debe incluir a quién se le hizo ese pago.

Después de que aparezca ese dato, porque tiene que ser aprobado por el cabildo, deberá ser remitido al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca, y con eso, ya no vamos a tener necesidad de solicitar esa información por escrito. Y si la presidenta no muestra ese documento, va a estar envuelta, otra vez, en otro lío, no sólo municipal, sino también mediático.

En fin, pues, esta es la honestidad valiente que presumen los de la Cuarta Transformación.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

 

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.