Estados Unidos va ahora por los hijos de “El Chapo”: los acusa de conspirar para distribuir drogas

Por: EFE

Washington, 21 de febrero (EFE).– El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este jueves que Joaquín Guzmán López y Ovidio Guzmán, hijos del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán y que se cree que actualmente residen en México, han sido imputados de cargos de narcotráfico.

La acusación, presentada la semana pasada, los responsabiliza del presunto cargo de conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana para su importación a Estados Unidos, según un comunicado oficial.

El anuncio fue hecho por el Fiscal General adjunto de la División Penal del Departamento de Justicia, Brian A. Benczkowski, y por el agente especial a cargo de la oficina de Campo de Arizona sobre Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, en inglés) del Departamento de Seguridad Nacional, Scott Brown.

En la acusación se alega que Joaquín Guzmán López, de 34 años, y Ovidio Guzmán López, de 28, presuntamente conspiraron entre abril de 2008 y abril de 2018 para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros lugares para su importación a Estados Unidos.

El caso, que quedó a cargo del juez Rudolph Contreras, de la Corte del Distrito de Columbia, fue indagado por la HSI y es el resultado de los esfuerzos de la Fuerzas de Tarea de Ejecución de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), según la información oficial.

“El Chapo”, antiguo líder del Cártel de Sinaloa, fue declarado culpable el pasado 12 de febrero de diez delitos de narcotráfico por un jurado en Nueva York tras en un proceso de casi cuatro meses.

Tras conocerse la decisión contra “El Chapo”, el Gobierno estadounidense celebró el veredicto en el juicio, y advirtió a los narcotraficantes que aspiren a reemplazar al capo en México de que “no pueden escapar” y “serán procesados”.

El veredicto implica que “El Chapo”, de 61 años, se enfrenta ahora a una casi segura condena de cadena perpetua una vez que el juez Brian Cogan dicte una sentencia, para lo que ha convocado al tribunal para el próximo 25 de junio.

JURADO REVELA QUE ROMPIÓ LAS REGLAS

Varios miembros del jurado que declaró culpable al mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán la semana pasada por narcotráfico en Estados Unidos leyeron sobre el caso a través de los medios y redes sociales, rompiendo las reglas impuestas por el juez, aseguró uno de ellos de forma anónima a la publicación Vice.

En una entrevista con ese medio, uno de los jurados declaró bajo anonimato que él, así como otros de sus compañeros, acudía constantemente a las redes sociales de los periodistas que cubrían regularmente el proceso contra el capo mexicano, que terminó con un veredicto de culpabilidad.

De confirmarse que varios de los miembros del jurado en el caso contra “El Chapo” leyeron sobre el caso en los medios de comunicación, formándose una opinión previa a las deliberaciones, la defensa del mexicano podría pedir la repetición del juicio.

“¿Juicio justo? #Chapolibre”, tuiteó uno de los abogados de la defensa, Eduardo Balarezo, adjuntando un enlace con la entrevista.

De acuerdo con la fuente, que pidió anonimato, los miembros del jurado mintieron al juez del caso Brian Cogan sobre su exposición a la cobertura en la prensa del juicio en varias ocasiones.

La más sonada sería cuando, el fin de semana previo al inicio de las deliberaciones, se publicaron ciertos documentos judiciales que aseguraban que “El Chapo” había pagado por mantener sexo con niñas.

Según este miembro del jurado, se enteró por Twitter de que el Magistrado podría reunirse con ellos, así que avisó a los otros miembros del jurado que, si habían visto lo que sucedió, mantuvieran una expresión serena y lo negaran.

El jurado asegura que dicha información no influyó en la decisión final que tomaron, ya que muchos de ellos se sentían tristes por la idea de que Guzmán pasara el resto de su vida entre rejas y otros horrorizados por que la Fiscalía empleara a narcotraficantes en su caso contra el capo.

“Muchas personas tenían dificultades para pensar que él estaba en régimen de aislamiento, porque, bueno, ya saben, todos somos seres humanos, la gente comete errores”, dijo este miembro del jurado.

De los 56 testigos que presentó la Fiscalía, 14 se trataban de testigos cooperantes que fueron detenidos por tráfico de estupefacientes.

Entre ellos, miembros destacados del cartel de Sinaloa como Jesús “Rey” Zambada y Vicentillo Zambada -hermano e hijo de Ismael “Mayo” Zambada, cabecilla del cartel- o Juan Carlos “Chupeta” Ramírez Abadía, un narcotraficante colombiano que proveía de cocaína a la organización mexicana.

Además, el miembro del jurado también declaró que rompieron otra de las reglas del juez al comentar el caso una vez terminadas las jornadas, mientras volvían a sus casas o en los descansos de las sesiones.

Las deliberaciones duraron seis jornadas, más de lo que se esperaba en un proceso que parecía claro aunque, según este jurado, todo se debía a una “terca” integrante de los doce.

“Ella decía que sí, luego se iba a casa y al día siguiente nos decía: ‘saben, pensé en ello y he cambiado de opinión”, lo que forzaba a volver sobre las deliberaciones en casos concretos.

Por otro lado, de acuerdo con el entrevistado, no había mucho que la defensa de “El Chapo” pudiera hacer con toda la evidencia mostrada en contra del mexicano.

Desde noviembre y durante casi cuatro meses la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn celebró el juicio contra “El Chapo”, en los que se enfrentaba a diez cargos por narcotráfico de los cuales fue declarado culpable en todos.

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.