Fotoperiodista interpone denuncia penal contra la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca

Maira RICARDEZ

El reportero gráfico Hugo Alberto Velasco Ortiz interpuso una denuncia penal en contra de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) como autoridad responsable por las lesiones y daños que sufrió el fotoperiodista al ser agredido con un petardo de gas lacrimógeno que lanzaron policías estatales a manifestantes con quienes se liaron en una protesta realizada en el marco de la Primera Audiencia Pública encabezada por el gobernador Alejandro Ismael Murat Hinojosa en el Palacio de Gobierno.

En la denuncia turnada a la Mesa 11 de Delitos Interpersonales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) bajo el número 718/DF/2C/2017 se relatan los hechos ocurridos el pasado 21 de marzo cuando el fotoperiodista fue víctima de lesiones que requirieron atención médica urgente y daños en su equipo de trabajo.

Velasco Ortiz relató que en esa fecha se encontraba coberturando enfrentamiento que se registró entre maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y estudiantes Normalistas en las inmediaciones de las calles de Guerrero y Bustamante, en el Centro Histórico de esta ciudad, con policías estatales.

Indicó que cuando los uniformados lanzaron petardos de gas lacrimógeno para repeler a los manifestantes que pretendían ingresar al zócalo, él se encontraba frente a los policías que indiscriminadamente lanzaron los petardos de gas lacrimógeno y fue alcanzado por un proyectil en su mano izquierda, lo que ameritó le suturaran la herida con cinco puntadas.

El fotorreportero que labora en diversos medios de comunicación, también sufrió la pérdida de su equipo de trabajo consistente en un teléfono celular y una cámara fotográfica profesional que fueron destrozados en su totalidad.

Señaló que la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca fue omisa al minimizar la agresión que sufrió el fotorreportero por parte de policías estatales que no respetaron protocolo alguno de actuación para la protección de la actividad periodística, quedando lejos de garantizar el libre desarrollo de la actividad periodística.

Finalmente demandó a la autoridad que asuma su ser garante de la libertad de prensa como dictan los tratados internacionales y las leyes en nuestro país, porque este hecho demuestra la falta de una adecuada capacitación de los elementos policiales en materia de respeto a los derechos humanos y reducción de riesgos en situaciones de conflicto.