Hallan deportistas a hombre ahorcado en Tlaxiaco

Saúl Salazar/@SalazarBalbuena

TLAXIACO, Oaxaca.- Macabro hallazgo realizaron varias personas que llegaron la mañana de ayer a ejercitarse al deportivo hermanos Vega y Reguera, de esta ciudad, al descubrir que en  la zona de las canchas de basquetbol, estaba colgado con una cinta al cuello a un cable, el cadáver de un hombre de aproximadamente 40 años de edad.

Personas que desde muy temprano acudieron a correr al deportivo, no vieron al cuerpo colgando, sin embargo, otras que estaban jugando en las canchas de baloncesto, fueron quienes lo hallaron a las 09:30 horas, ante ello, lo reportaron al número de emergencia 911.

Al recibir la información, llegaron al lugar paramédicos de Protección Civil, a cargo de Gilber Magli, quienes después de revisar al hombre, que vestía una sudadera amarilla, pantalón de mezclilla azul con botas negras, informaron que se encontraba sin signos vitales.

Casi al mismo tiempo se apersonaron en la zona elementos de la Policía Municipal, quienes al saber que el hombre se encontraba sin vida, de inmediato acordaron el área, además de que solicitaron la intervención del personal de la Agencia del Ministerio Público de Tlaxiaco.

El cadáver estaba bajo las escaleras de un edificio, que se encuentra a un costado de las canchas de basquetbol, mismo que tenía atado al cuello una cinta de vinil negra, la cual estaba amarrada a un cable que sale de una caja de electricidad.

Los lugareños de esa zona de esparcimiento, antes conocida con el nombre Luis Vega, ubicado en el barrio San Nicolás, señalaron que dicha persona deambulaba por la zona.

Minutos después, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), llegaron al lugar a realizar la inspección del cuerpo y de la zona, además de asegurar a los posibles indicios.

Al finalizar realizaron el levantamiento del cadáver, para después ordenar que fuera trasladado al anfiteatro municipal, donde se presentó el médico a realizar la necropsia de ley.

La persona sin vida respondía al nombre de Luis Cruz, originario de la Ciudad de México, informaron lugareños de ese asentamiento, mismas que dijeron que eso le había contado el hoy finado.