La templanza oaxaqueña

Por Horacio Corro Espinosa

Una de las cuatro virtudes morales es la templanza. La templanza es atemperar, atenuar, moderar o suavizar la violencia de una cosa.

Todos aspiramos a ser respetuosos de nuestras tradiciones, de lo mexicano, de la moral, de la admiración y, principalmente, de nuestras madrecitas, aunque ¡hay casos!

La mayoría le tenemos respeto a las leyes y a la justicia para que todos tengamos acceso a los mismos derechos y a las mismas obligaciones: que solo haya una Constitución para todos los mexicanos, que no haya privilegios para unos cuantos…en pocas palabras: que haya templanza (moderación).

Pero ayer nos dieron una muestra de lo contrario. Cientos de titulados en delincuentes y parvulitos delincuentes, se lanzaron a las calles de la ciudad de Oaxaca y de Huajuapan de León, para hacer gala del abuso y la arbitrariedad.

Desde muy temprano pusieron a toda la ciudadanía en jaque (mate). Todo se paralizó, todos nos vimos afectados por los integrantes del Sindicato Libertad, quienes bloquearon avenidas con escombro y cascajo para que nadie pudiera pasar. Asimismo, amontonaron sus mototaxis, taxis y camiones para conseguir el mismo fin.

Lo curioso, es que también los elementos de la policía estatal bloquearon con sus camiones el crucero del aeropuerto para impedir que los del Sindicato Libertad no cerraran el paso. ¡Así de babalucas estos polis!

Sin la menor templanza, los del Libertad, exigían lo que no se merecen: presionar al gobierno para que sea destituido José Manuel Vera Salinas, secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Oaxaca, y para detener las órdenes de aprehensión contra Erick y Juan Yahvé Luis Villaseca.

Los del Sindicato Libertad se convirtieron en un grupo de choque violento, casi de la misma rodada que los de la Sección 22.

Los Villaseca han sabido engañar a sus agremiados para resolver un pleito de familias. La misma familia se ha matado entre sí, y los simpatizantes a esos hechos, se han prestado a participar en una serie de atentados contra Oaxaca. Aun así, dicen luchar por su organización.

La organización Libertad, se inclinó rápidamente hacia al crimen y perdió su objetivo original. A los hermanos Villaseca, se les acusa de haber matado a uno de sus tíos y a uno de sus primos. Después de esto, mataron a otra tía que exigía justicia por las muertes mencionadas. Después de ese derramamiento de sangre, se vino otra serie de ejecuciones entre estas familias.

Hoy, con la mentira de que son perseguidos políticos, los integrantes de este sindicato, creen ciegamente que sus líderes son perseguidos por el poder político que tienen.

Dentro del negro historial de estas familias, se han ido involucrado, tal vez, inocentemente, aquellos que ayer evitaron ser identificados por la ley, pues taparon los números económicos de sus vehículos para no ser reconocidos. Pues aunque la Secretaría de movilidad haya dicho que revocará las concesiones a los transportistas que cierren vialidades, sabemos que solo es el canto del pájaro nalgón.

Si la autoridad no hace nada al respecto, la entidad oaxaqueña va a tener que seguir soportando las arbitrariedades de unos cuantos.

La templanza es uno de los valores que menos vigencia tiene. Creo que los oaxaqueños, sin proponérnoslo, hemos aprendido a vivir con templanza, con respeto, con moderación, mientras los otros han abusado mucho, pero mucho de nosotros, los rehenes, gracias a la indolencia del gobierno.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.