Las dudas por los bonos del NAIM y el pleito China-EU pegan al peso (pierde 0.99%) y a la BMV (cae 0.51%)

Ciudad de México, 4 de diciembre (SinEmbargo).– El peso y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerraron a la baja en una jornada donde reinó la incertidumbre por una posible desaceleración de la economía estadounidense, la incertidumbre en las negociaciones entre Estados Unidos y China y los resultados de la recompra de bonos por parte del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

El dólar interbancario se cotizó en 20.5070 unidades, un aumento del 0.99 por ciento o 20.15 centavos más con respecto al cierre de ayer, según cifras del Banco de México.

Durante la sesión, el interbancario tuvo un máximo de 20.5505 unidades, y un mínimo de 20.2331.

En bancos, el billete verde se vende en 20.92, doce centavos más que la última sesión.

La moneda mexicana fue la cuarta con el peor desempeño de la jornada, según el registro de monedas emergentes de Bloomberg.

El peso fue superado por el rand sudafricano con 0.98 por ciento; seguido del peso argentino con 2.28, y de la lira turca con 2.65 por ciento.

El mercado ha mostrado su preocupación ante un posible estancamiento de la economía estadounidense, luego que los bonos a corto plazo superan a los de mayor temporalidad.

Además, se mantiene la incertidumbre por la negociación que Estados Unidos y China mantienen para normalizar sus relaciones comerciales. Hoy, el Presidente Donald Trump dejó entrever que si no se alcanza un acuerdo dentro de 90 días, podría ampliar la tregua arancelaria.

En el mercado interno, los ojos están puestos en la recompra de bonos por parte del GACM a inversionistas que financiaban parte del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

La estrategia, apuntó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), busca dar certidumbre a los inversionistas, disminuir la carga impositiva y de obligaciones del Estado en caso del cierre de la obra y evitar una mayor afectación a las finanzas del país.

El lunes, el fideicomiso Mexcat emitió una oferta de compra, por alrededor de mil 800 millones de dólares, de bonos utilizados para financiar el NAIM, en la que anunció la posibilidad de realizar modificaciones a los convenios de emisión y contratos.

Por la noche, Moody’s emitió un reporte en el que mantiene la categoría Baa3, considerada como el último escalón antes de que los bonos sena considerados como “bono basura”.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) retrocedió 0.51 por ciento o 216.71 puntos. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cayó de los 42 mil puntos, para ubicarse en 41 mil 865.07 unidades.

Las pérdidas estuvieron impulsadas por Axtel, con un descenso de 5.76 por ciento; ICH con 5.55; Terra con 4.75; Fibra Uno con 4.44; y Fibra Hotel con 4.38 por ciento.

La BMV se contagió de las pérdidas de Wall Street, que cayó casi 800 puntos entre temores del mercado a una desaceleración del crecimiento económico.

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.