Los médicos de Quetzalli, 5 años, la recetaron mal y la ignoraron, por eso murió, acusan sus padres

Estado de México, 1 de marzo, (AFondo/SinEmbargo).- Padres de la menor Quetzalli Yamileth Barrangán Galicia, una pequeña de sólo cinco años de edad que murió en manos de médicos del Hospital Regional Valentín Gómez Farías, ubicado en Amecameca, denunciaron la falta de atención, mala información y actuar de los médicos en dicho nosocomio.

El pasado 19 de febrero, cerca de las 23:00 horas, padres de la pequeña Quetzalli acudieron con la menor al hospital, ya que ésta presentaba mucha fiebre que no se la habían podido bajar con ningún medicamento, por lo que decidieron salir desde su comunidad, en la delegación de San Antonio Zoyatzingo, para que la menor fuera atendida por los médicos.

La pequeña ingresó al área de observación y fue atendida hasta mucho más tarde, por lo que los padres desesperados pedían ayuda, sin que nadie les hiciera caso; minutos después fue atendida por el doctor Rubén Alarcón Sánchez quien le empezó a dar tratamiento. El primer diagnóstico fue deshidratación.

Los padres de Quetzalli. Foto: A Fondo Edomex

 

Todo transcurría normal hasta que le empezó a hacer efecto el medicamento que los doctores ordenaron aplicarle; la menor presentó alteraciones en órganos como corazón, hígado y cerebro. El hecho no fue informado a los familiares, quienes buscaban respuesta con los médicos y nunca las recibieron.

“Una enfermera me suplicó que sacara a mi hija de ese hospital ya que no le estaban dando el trato que se merecía, además de aplicarle medicamentos muy fuertes para su edad, lo que provocó que varios órganos empezaran a fallar”, señalo Óscar, padre de la pequeña quien con los ojos llorosos recuerda lo ocurrido.

Los padres, al ver que su menor en vez de mejorar empeoraba en su estado de salud, empezaron a buscar otras alternativas en hospitales de la Ciudad de México, que les solicitaron que el médico que atendía a la menor diera aviso al hospital y firmara para que fuera trasladada, hecho que el doctor del nosocomio mexiquense no quiso autorizar.

La pequeña duró cinco días internada en el nosocomio después de soportar piquetes en su manita, ya que enfermeras y doctores no le encontraban sus venas, así como soportar los estudios que le realizaron. La pequeña Quetzalli perdió la batalla por todas las complicaciones que le generaron en el hospital.

“En ese hospital aparte de no haber aparatos de especialidad, tienen personal médico que no se si tengan experiencia, pero a mi hija le tocó ser atendida también por la doctora Araceli Ramírez Ladín, quien ni si quiera sabía explicar qué era lo que le pasaba a mi peque”, señaló Óscar quien pide a las autoridades hagan algo al respecto con ese hospital ya que casos como estos son muy comunes y ninguna autoridad ha actuado.

No es la primera vez que un hospital mexiquense niega la atención médica a una persona. El pasado mes de agosto, una mujer dio a luz frente al Hospital General José Vicente Villada, en Cuatitlán Izcalli. Su pareja aseguró que no la quisieron atender, pero el nosocomio niega que así hayan pasado los hechos.

Imágenes que circulan en la red mostraban el momento en que personas auxilian a la mujer y a su bebé. Todo ocurre sobre una banqueta del Estado de México.

“No nos quisieron atender y mi hijo está naciendo afuera del hospital”, dijo el hombre que grababa las escenas.

El bebé fue protegido con una cobija. La madre se mantuvo durante un rato acostada en el suelo.

Después de unos momentos, personal del nosocomio mexiquense intentó brindar ayuda, sin embargo, el reclamo se mantuvo: ¿por qué no se le atendió a tiempo?

En un comunicado, el Instituto de Salud del Estado de México informó que nunca se negó la atención médica.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.