Mató a su esposa a golpes; pasará 35 años en prisión

Saúl Salazar/@SalazarBalbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- El obrero Celso Julián García Caballero fue sentenciado a cumplir una pena de 35 años de prisión al ser encontrado culpable de asesinar a su esposa Margarita Cruz Santiago, a quien atacó a golpes.

La sentencia fue emitida por Juez de Garantía del distrito de Tlaxiaco dentro del expediente penal 59/2015.

A Celso Julián no le importó la presencia de sus hijos menores de edad.

La tarde del viernes 20 de febrero de 2015, llegó a su domicilio de la calle Hermanos Flores Magón, en el barrio Vista Alegre de Chalcatongo de Hidalgo, Tlaxiaco y se dirigió hacia Margarita.
Como lo hacía de manera constante, llegó ebrio y comenzó a insultar a la mujer, que estaba en el patio y terminaba con sus quehaceres.

De los insultos, pasó a los golpes. Su superioridad física hizo que un golpe la derribara. La mujer suplicó clemencia para que sus hijos no presenciaran la forma en que sería golpeada.

Esto no importó a Celso Julián, quien sin el menor remordimiento, la comenzó a patear.

La mujer no pudo defenderse y recibió los golpes en abdomen y espalda.

Margarita gritaba y pedía a sus hijos que salieran del domicilio para ponerse a salvo y pedir ayuda.

Asustados por los gritos de su madre, los niños decidieron salir y refugiarse en la casa de su vecina, donde se escondieron por varios minutos hasta que su madre llegó por ellos.

La mujer se encontraba agónica y dijo a sus hijos que tenía mucho dolor en el estómago, por lo que esperaron por casi dos horas en el domicilio de su vecina y ya entrada la noche decidieron regresar a su vivienda.

Para ese momento, Celso Julián ya dormía debido al estado de ebriedad en que se encontraba.

Desde ese momento, Margarita comenzó a sentirse mal. Desde que se acostó, ya no se separó de su cama y sólo se levantaba para ir al baño.

Al notar su delicado estado de salud, sus hijos le llevaron la comida hasta su cama, pero la mujer no comió nada.

Por la tarde, comenzó a vomitar sangre.

Fue hasta el domingo 22 en la tarde cuando llegó a su domicilio otra de sus hijas, mayor de edad, quien notó que Margarita se encontraba muy grave, ya que se quejaba de un dolor intenso.

Sin pensarlo, la joven la trasladó al Hospital Básico Comunitario de Chalcatongo de Hidalgo, Tlaxiaco.

Los médicos que la atendieron no podían creer que la mujer había sido golpeada de manera brutal por su propio esposo, quien le provocó estallamiento de vísceras al patearla en el estómago.

Pese a los auxilios que le brindaron, Margarita falleció horas después, por lo cual dieron aviso a la autoridad ministerial para la investigación correspondiente.

Desde el día en que se enteró de la muerte de su esposa, Celso Julián ya no regresó a su domicilio y se refugió en domicilios de varios de sus amigos.

En los primeros minutos del viernes 27 de febrero, el presunto homicida salió del domicilio donde se refugiaba, con la intención de pedir ayuda a otro de sus conocidos para sacarlo de la población y con ello evadir la acción de la justicia.

Para su mala suerte, ya era seguido por elementos de la AEI quienes lo detuvieron y dejaron a disposición del Juez de Garantía.

Al cerrar el proceso, el titular del Juzgado le dictó una sentencia condenatoria de 35 años de prisión como responsable del delito de feminicidio.