Megaproyecto turístico que saqueó 2 bancos en España dejó en México destrucción ambiental

Por: Sergi Pitarch

Valencia/Ciudad de México, 11 de agosto (ElDiario.es/SinEmbargo).- El proyecto Grand Coral impulsado por Bancaja y que generó un quebranto a la entidad y a Banco Valencia de 750 millones de euros acabará en España en un juicio a 48 personas -entre ellas el ex Presidente de la Generalitat y ex Presidente de Bankia José Luis Olivas- por delitos de apropiación indebida, administración desleal y blanqueo de capitales. Pero este megaproyecto urbanístico no solo ha generado problemas financieros sino que en México ha supuesto un problema medioambiental al arrasar miles de metros cuadrados de humedales junto al mar.

Tanto el Senado como las autoridades municipales y el Estado de Quintana Roo han denunciado las actuaciones urbanísticas tanto en la construcción de las distintas urbanizaciones del proyecto como el campo de golf Grand Coral en primera línea de playa que han acabado con miles de metros cuadrados de manglar, terrenos que cubren de agua las grandes mareas, lleno de esteros que lo cortan formando muchas islas bajas, donde crecen los árboles que viven en el agua salada.

Pero toda la agresión urbanística no terminó en la construcción, sino que años después y según denuncia la prensa local, desde el proyecto Gran Coral se continúan depositando escombros en el humedal para seguir con la ocupación para urbanizar.

Esta actuación ha provocado que el departamento de Medio Ambiente del municipio de Solidaridad haya sancionado a Grand Coral, denuncia que se suma a los tres millones de pesos de multa que le fueron impuestos en 2014 por daños a la flora y la fauna de la zona.

Grand Coral Riviera Maya y el campo de golf ocupan más de 300 mil metros cuadrados de superficie total y fueron clausurados temporalmente por la administración mexicana por su afectación medioambiental. Aún así, el impacto sobre el territorio continúa siendo muy grande con el vertido de escombros en humedales y la contaminación que generan los turistas.

Estas informaciones y diversos videos demuestran que el impacto de la inversión de Bancaja con los empresarios Juan Vicente Ferri y José Salvador Baldó fue además de un fiasco económico, que Bankia no está sabiendo rentabilizar al vender los activos por debajo de su precio, un atentado medioambiental que todavía hoy general daños en el pasaje de Riviera Maya.

EL DESFALCO

La magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela -que había archivado alguna causa de la CAM- ha decidido procesar a 48 personas por el agujero que las operaciones de Bancaja y Banco de Valencia en México generaron en las entidades posteriormente rescatadas por el Estado. Según los peritos judiciales, estas inversiones y prestamos al Grupo Grand Coral provocaron un quebranto de 750 millones de euros que no se han podido recuperar.

“Los peritos han constatado múltiples irregularidades, en ausencia de racionalidad económica en parte de las inversiones, constatándose un quebranto económico del 100 % de la inversión llevada a cabo por Bancaja y Banco de Valencia en Grupo Grand Coral, lo que se valora en 750 millones de euros”, explica el auto de procesamiento de Lamela.

Según la instructora de la causa, los directivos de la caja de ahorros y del banco, los propios empresarios beneficiados -los hoteleros Juan Vicente Ferri , José Salvador Baldó y Juan Poch- y los consejos de administración que permitieron este saqueo son responsables de administración desleal y apropiación indebida. Además, considera la magistrada, algunos directivos y empresarios podrían ser responsables de un delito de blanqueo de capitales al haber utilizado cuentas en Andorra para cobrar comisiones.

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.