Museo comunitario Ñoo Iton de Yolotepec, fortaleciendo identidad

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

San Juan Yolotepec, Oax.- El museo comunitario Ñoo Iton, de San Juan Yolotepec perteneciente al municipio de San Pedro y San Pablo Tequixtepec, refuerza la identidad del pueblo estrenando museografía de la Palma, Arqueología y La Fiesta, donde fue inaugurado también un mural con este mismo nombre.

El museo Ñoo Iton cuyo nombre proviene del mixteco y significa Pueblo en la cumbre, resalta en su interior los colores azul y amarillo, la vestimenta del payaso Chiquilín que es emblemático de la maroma, además de personajes del carnaval.

También estrenó la exhibición de instrumentos de la banda de viento que acompaña a cada fiesta, una plancha de sombreros de palma, así como la información del impacto que ha tenido su producción en la comunidad y diversas piezas arqueológicas.

Ubicado en San Juan Yolotepec -que proviene del náhuatl Yolotl  que quiere decir corazón y Tepetl, Cerro, por lo que significa Pueblo o lugar en el corazón del cerro-, el museo estrenó estos espacios que fortalecen los elementos que le han dado identidad a sus habitantes.

FORTALECIENDO RAÍCES

Alba Velasco Bonilla, dio a conocer que “el museo da una visión en retrospectiva de lo que son nuestras raíces, lo que nos dejaron nuestros antepasados y los que aún están presentes para que se tenga la proyección hacia el futuro y nunca avergonzarnos de dónde venimos, de dónde somos, qué hacemos en nuestro pueblo y país, en nuestro hogar, la tierra”.

Tras dar la bienvenida en lengua Mixteca, Tiburcio Pérez Castro, agente municipal de Yolotepec; destacó la importancia de las actividades religiosas de las comunidades, que van acompañadas con el deporte y la cultura, como es el casi de la festividad en honor del Señor del Buen Viaje, celebrado el Quinto Viernes de Cuaresma.

“Un museo es un  espacio que nos permite honrar la producción diversa, permite ver la música, el trabajo diario que se realiza para sobrevivir, convivir, fortalecer lazos; motivarnos a querer ser mejor cada día, la herramienta debe ser una herramienta para mejorar nuestras condiciones”, expresó.

De las actividades culturales de San Juan Yolotepec han desaparecido algunos elementos, una de ellas es la Danza de los moros que llenaba a habitantes de esta comunidad, que se presentara en Santa Catarina Chinango, en Cosoltepec, Acaquizapan que se disfrutaba a la luz de las gomas de jiotillo.

En la maroma también tuvo una gran riqueza, con compañías como Superman o Estrella, además de las orquestas tradicionales que existían en el pueblo, y que los pobladores añoran, les hace recordar su niñez o juventud.

No obstante, dos de las expresiones culturales importantes que sobreviven en esta comunidad son la Danza del Carnaval, así como la banda municipal de San Juan Yolotepec, conformada principalmente con jóvenes que conservan la música tradicional del pueblo, “no al estilo de las bandas estridentes al estilo de las sinaloenses, sino enaltecen los desfiles con marchas y melodías especiales para los funerales”.

Pérez Castro mencionó que los jóvenes y autoridades quieren difundir la música en otros lugares y fortalecerla con instrumentos porque no los tienen y por ejemplo, durante un año se estuvo rentando una tuba y se acaba de adquirir una, con un costo de 35 mil pesos con el apoyo de la comunidad.

Para enriquecer el evento, la profesora Norberta Pérez Castro, quien ha trabajado para preservar la lengua Mixteca en la zona, declamó Los ojos del sol en Mixteco, de su autoría, inspirada en un factor común de la región, que es el sentimiento que se genera en los papás cuando un hijo se aleja de su hogar por el trabajo, estudio o porque forma una familia.

EL MIXTECO SOBREVIVE EN YOLOTEPEC

Ella explicó el peligro que aún corre de desaparecer esta lengua, que pese a la riqueza e importancia que posee: “En su momento no se supo valorar por la represión de los padres a los hijos y lo poquito que los abuelos nos dejaron, no debemos perderlo”.

“El individuo que se olvida de sus raíces, es el que pierde su identidad y como tal, no tiene una identificación en su entorno social”, explicó Luis Villarreal Castro, presidente del Patronato del museo comunitario.

Por eso dijo que en San Juan Yolotepec surgió esta iniciativa que rescatara parte de la cultura, y gracias al apoyo de las autoridades y habitantes de la comunidad porque desde que se lanzó la primera convocatoria se contó con vestigios históricos.

“Nunca pensamos que este proyecto iba a crecer tan rápido, con el apoyo de las instancias se adaptaron estos cuatro salones que estaban olvidados desde hace más de 15 años, con el apoyo de Guillermo Círigo Villagómez, jefe de la Unidad Regional de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas”, expresó.

Agradeció a la ciudadanía y el apoyo de las instancias, además de la artista Alejandra Ramírez García que plasmó en el mural la maroma, la banda de 1936 y el carnaval que se culminará en breve debido a que se amplió a lo que ya se tenía acordado.

EL MUSEO

Círigo Villagómez, destacó que para la construcción y puesta en marcha han participado en diversas instancias pero para poder mostrar la museografía, fue necesaria la conjunción y trabajo con gente de la comunidad, revisar historias, hablar con la gente de acá desde donde surgió el concepto del museo.

A la sala de Arqueología que ya se tenía, se sumaron dos piezas grabadas de la doctora Laura Rodríguez Cano y se adicionaron seis croquis coloniales que existían en diversos lugares.

La segunda sala está enfocada a la Palma, porque Yolotepec es un lugar emblemático para la producción de ella,  son 12 estados y cerca de 70 puntos en donde se distribuía el sobrero producido en esta comunidad, lo cual merece sistematizarse y presentarse al público en general.

Además de dar la visión de la palma como artesanía, se resalta que es un recurso que se debe cuidar porque forma parte del medio natural, convive con otras especies y se utiliza para muchas cosas, para techado, con fines medicinales y reconstrucción de suelos.

La tercera sala es de exposiciones temporales y que alberga a partir de la inauguración, las obras de integrantes del colectivo Iluminarte Espacio Creativo.

Su director, Sergio Santillán Mijares agradeció la oportunidad que a través de Alfredo Morales y Guillermo Círigo, le dieron a las y los integrantes, de participar con sus obras.

Ellos son Francisco Beristáin, Rufina Méndez, Paty Carazo, Zenón Durán, Jaime Herrera – Zopilote-, Sergio Santillán, Olga León, Juan Anzures Peralta, Leticia Martínez, Jorge Vásquez, Rigoberto  Ramírez y Fredy Gutiérrez.

Felicitó a la comunidad por los esfuerzos realizados al considerar que “abrir espacios de cultura nos hacen más seres humanos, en la Mixteca tenemos un cúmulo de historia e historia, personales y colectivas que debemos seguir fortaleciendo con este tipo de proyectos y eventos”.

Guillermo Círigo explicó que la última sala, La Fiesta, articula la música, las danzas de carnaval y la maroma plasmadas por la artista Alejandra Ramírez y que no sólo representa las festividades de Yolotepec sino podrían ser las de la región Mixteca.

“Hoy llegamos a otra etapa, la primera fue echar a andar el museo, la segunda es una museografía a partir de salas y temáticas, pero queremos que se vaya ampliando, convirtiéndose en un museo sin paredes, tener una parte en resguardo por su propia naturaleza y la otra, en los lugares donde están las cuevas, los hornos y la palma, que sea un museo vivo”, apuntó.

Destacó que “en la cultura se resguarda la parte que ya pasó, la de la memoria de los sucesos importantes pero la actual sigue viva a través de la lengua, la música, el carnaval, la maroma y nuestro pueblo de San Juan Yolotepec”.

En el evento de inauguración de estas salas, estuvieron presentes, Alfredo Morales Carrasco, museógrafo; Sergio Santillán Mijares, coordinador de Iluminarte Espacio Creativo, Anastasio Villarreal Díaz, coordinador de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

También acudió José Antonio Ramírez García, coordinador regional de Protección Civil y Bomberos en la Mixteca; los artistas Francisco Beristáin, Laura Palacios; Celestino Rivera Galicia, presidente del Círculo Empresarial del Estado de Oaxaca A. C; Cutberto palma Lara, presidente municipal de Cosoltepec, entre otros invitados.

Alejandra Ramírez García, la artista que se encargó de pintar el mural La Fiesta estuvo también presente en el evento, así como el señor Edilberto Venustiano Martínez Martínez, maromero de la comunidad quien compartió algunas cantadas.

A sus 88 años de edad, hace reír a niños y adultos con los versos que ha compuesto y otros más que, recuerda, venían de la Costa oaxaqueña y que aprendió a sus 22 años cuando ingresó al mundo de la maroma que en varias comunidades de la Mixteca ya se perdió y en muchas otras se está rescatando.

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.