Retuvieron a militares en San Miguel del Progreso

NATHALIE GÓMEZ/@nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- Habitantes de la comunidad de San Miguel del Progreso, perteneciente a la ciudad de Tlaxiaco, retuvieron a nueve elementos del Ejército Mexicano por presuntamente “no acreditar su estancia en ese lugar”.

Los militares se encontraban en la zona, cuando fueron detectados por pobladores que se organizaron y presuntamente les impidieron continuar con su camino, por lo que los retuvieron en el centro de la comunidad.

La primera versión fue que, como el Ejército había incursionado en comunidades indígenas, los pobladores temían que esto fuera “para llevar a cabo una militarización y así poder concretar el despojo de tierras para favorecer a las empresas mineras”.

En cuanto tuvieron conocimiento de lo que acontecía, representantes del ayuntamiento de Tlaxiaco, acudieron a la comunidad y sostuvieron una mesa de diálogo con los pobladores y la autoridad auxiliar de San Miguel del Progreso.

El agente, Moisés Ortiz Bautista, expuso que los militares fueron retenidos porque no se presentaron ante la autoridad auxiliar, por lo cual los mandaron a traer cuando se enteraron que andaban en la comunidad.

Argumentó que no respetaron los usos y costumbres de la localidad, además de que presuntamente, la presencia de los militares “generó miedo en los niños, niñas y la población en general”.

No obstante, pobladores mencionaron que uno de los militares es originario de San Andrés Chicahuaxtla, mismo que fue a su comunidad debido a que su esposa murió.

Otra de las versiones expuestas por los lugareños, es que había muerto la mamá del soldado, por lo cual sus compañeros fueron a darle las condolencias.

Estos dos argumentos coinciden en que su presencia causó molestia en habitantes de San Miguel Progreso, ya que afirman que vieron a militares preguntar nombres de algunos vecinos en la comunidad, acto que se les hizo sospechoso y por ello procedieron a su retención.

Autoridades expusieron que esta situación se complicó ya que el soldado es originario de San Andrés Chicahuaxtla, comunidad que mantiene un conflicto agrario con San Miguel Progreso.

Fue alrededor de las 15:30 horas cuando, después de que pobladores y mandos militares hablaron sobre el lo ocurrido, los nueve elementos del Ejército fueron liberados por  los inconformes, y “se les entregó” al comandante de las tropas asignadas a la región.

Posteriormente los militares quitaron el retén que se había instalado en la entrada de la comunidad, mientras que el comandante informó que se investigaría el actuar de los implicados y se impondrían sanciones administrativas en caso de ser necesario.