Teme por su vida, padre de joven asesinado en Huajuapan

Saúl Salazar/@salazarbalbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Álvaro Alejandro Gálvez Romero está preocupado por que los próximos cinco años pueden ser los últimos de su vida, luego de recibir amenazas de un sujeto que está preso por homicidio, pero que pronto recuperará su libertad.

Gálvez Romero explicó que fue José Manuel alias el Zacatecas quien lo amenazó de muerte, antes de que le dictaran una sentencia de 10 años de prisión por el asesinato de su hijo Jahel, ocurrido la madrugada del 24 de mayo de 2012, en Huajuapan.

Recordó que el homicida le dijo en esa ocasión, que iba cumplir su condena y que luego regresaría por él o alguien de su familia, que dé él no se iba librar, “le dije al juez que atendió el caso sobre la amenaza, pero sólo me dijo que se iba investigar”.

Reveló que por la muerte de su hijo, entró en una depresión, de la cual ha salido. Y que sí hay temor por la amenaza, por lo que tomará las precauciones necesarias, como interponer la querella ante la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca, para que haya algún antecedente, y sepan quién es el responsable de lo que le llegue a pasar a él o de algún integrante de su familia.

Pidió a la ciudadanía a creer en las autoridades que imparten justicia, y les dice que es el momento para que las personas que fueron víctimas de dicha persona, acudan a denunciarla.

Recalcó que José Manuel tiene pendiente que le dicten sentencia por otros delitos que presuntamente cometió en Huajuapan y en el estado de Zacatecas, además de que por su comportamiento agresivo, lo han cambiado de reclusorio en varias ocasiones, en los cinco años que lleva de prisión.

El asesinato

Álvaro Alejandro Gálvez Romero, recordó que el 24 de mayo de 2012, alrededor de las 2:30 horas, se encontraba en su domicilio, cuando le avisaron que su hijo había sido apuñalado, por lo que en compañía de su esposa se dirigió a las instalaciones de la Cruz Roja Mexicana, en donde le dijeron que lo habían trasladado al hospital general Pilar Sánchez Villavicencio.

De inmediato acudió al nosocomio, en donde al llegar confirmó que su hijo se encontraba encamado, por lo que espero por unos minutos, hasta que salió el médico en turno, quien le dijo que había fallecido a causa de cuatro puñaladas: a la altura de la sien, cerca del cuello, otra que le atravesó el corazón y el hígado.

Después de ver el cuerpo de su hijo entró en shock, por lo que salió del nosocomio, pero antes de ello, personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), le empezó a cuestionar sobre lo ocurrido.

A partir de ese momento contó con el apoyo de sus amigos y conocidos, además de amistades cercanas de su hijo, de igual forma recibió ayuda de Víctor Amado Alonso Altamirano, extitular de la que era la Subprocuraduría Regional de Justicia en la Mixteca.

Luego de las investigaciones que realizó el personal de dicha dependencia, descubrieron que el homicidio ocurrió al interior del bar ubicado en la esquina que forman las calles Valerio Trujano y 16 de Septiembre, en la segunda planta.

En ese lugar, mencionó que Jahel fue agredido en cuatro ocasiones con un arma blanca por José Manuel, al tratar de defender al dueño del bar, con quien estaba conviviendo.

“Hasta donde sé, quien realmente tenía problemas con el ahora preso, era el hijo del dueño del bar, y mi hijo al tratar de defenderlo fue lesionado en varias ocasiones”, reveló.

El personal del lugar, al ver mal herido a Jahel, lo sacó por un acceso y lo dejó  tirado en la esquina que forman las calles Valerio Trujano y 16 de Septiembre, hasta donde llegó la ambulancia Cruz Roja Mexicana.

Capturan al homicida

Luego del homicidio, José Manuel, disfrazado de mujer a bordo un autobús en la terminal del ADO de Huajuapan, con destino a la ciudad de Tehuacán, estado de Puebla, de lo cual se enteró por un conocido que trabajaba en dicha empresa.

Pasaron 10 días del homicidio, y el padre del hoy finado se enteró que presuntamente el culpable se encontraba en Huajuapan, por ello, avisó a las autoridades quienes le informaron que no se preocupara, que se acababa de llevar a cabo el aseguramiento de dicha persona.

Gálvez Romero recordó que el titular de esa dependencia le detalló que la persona había sido detenida en localidad de General Miguel Alemán (Potrero Nuevo), del municipio Atoyac, en el estado de Veracruz, cuando el homicida llegó a cobrar un envió de dinero, de parte de uno de sus amigos de Huajuapan, por la venta de sus pertenecías que había dejado en este municipio.

Para su captura, ayudó también el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), ya que el condenado nunca cambió su número de celular, por lo que se le facilitó a las autoridades confirmar que se encontraba en esa población veracruzana.

Fue el 5 de junio de 2012, cuando el proceso penal a través del nuevo sistema juicios orales, inició contra el Zacatecas. Durante este tiempo el abogado de oficio del acusado, metió varios escritos para tratar de retrasarlo, sin embargo, no contó que los testigos de los hechos acudirían a declarar, por ello, el acusado no le quedó otra de aceptar el juicio abreviado, por el cual le dieron 10 años de prisión.

Jahel quería tener una hija

Subrayó que cuatro días antes de ocurriera el homicidio, su hijo le expresó que ya quería un cambio en su vida, además de que deseaba formar un familia con su novia, quien es originaria del municipio de San Pedro Amuzgos, distrito de Putla, además de que con ella quería tener una hija.

Lo anterior lo consideró Álvaro Alejandro Gálvez Romero como un presentimiento, además de que observó cambios en su comportamiento, desde esa fecha que hablaron, incluso asegura que su hijo ya tenía planes para regresar a trabajar a la ciudad de México, con su tío en una empresa de audio y video, para que tener recursos y poder formar la familia que anhelaba.

“Consideró que los años que le dieron al homicida de su hijo no fueron suficientes, pero queda consiente que se hizo justicia, y que falta la de el de allá arriba, de la cual nadie se escapa”, finalizó.