Traición de funcionarios municipales

Por Horacio Corro Espinosa

La traición en todos los sentidos es dolorosa. Ésta puede venir de la pareja, de un amigo, de un compañero de trabajo o de un familiar. Sea como sea, puede doler tanto que quienes la viven experimentan ira, tristeza, en una palabra, pasa por todas las etapas de un duelo, pues se sufre una pérdida.

La traición significa que hasta ahí llegó el compromiso de lealtad y honestidad hacia esa persona.

El traidor pierde toda confianza del traicionado, pero además, de la sociedad que rodea al traidor. A partir de su traición se le cierran las puertas y comienza a vivir la pérdida de control porque seguirá traicionando.

La persona traicionada se la pasa “rumiando” lo ocurrido, lo que le provoca enojo, además de sentirse ridiculizada, pues en determinado momento creyó en esa persona. Adelante buscará desquitarse para sacar su enojo y su frustración.

La cosa es que hace días, el exdirector de deportes del Ayuntamiento de Huajuapan, Rafael Bravo Rivera, fue dado de baja de esa dirección por órdenes de la que manda sobre el mismo presidente municipal, la regidora de Educación y Cultura, Araceli García Carrizosa.

Esta última puso como responsable de la dirección de deportes a una mujer de nombre Maeba, quien no sirve más que para cargarle la bolsa de mano y contestar el teléfono de la susodicha.

La cosa es que de un momento a otro Rafael Bravo Rivera, se quedó sin chamba en el ayuntamiento. Muy triste fue a ver al presidente municipal Luis de Guadalupe, quien le dijo que no se preocupara, que lo enviaría a Recursos humanos. Y allá se fue Bravo Rivera, quien por cierto, semanas atrás, sonó mucho como el heredero al trono de Luis de Guadalupe.

Ya en el cargo, el corazoncito del exdirector de deportes no dejó de latir por su amiga de años, la morena de fuego, la que con su dedo flamígero sabe desaparecer cargos y someter regidores. Así que comedido el exdirector Rafael, le comenzó a enviar mensaje de texto a la regidora de cultura. Desde luego que no eran mensajitos amorosos, sino de datos comprometedores salidos directamente de Recursos humanos, donde están las listas de aviadores con la que paga sus compromisos el presidente Martínez Ramírez.

La intención de Bravo Rivera, seguramente era la de conquistarse la confianza de su antigua compañera de partido.

Entregarle a ella los nombres de los aviadores de las nóminas confidenciales, era auténtico oro molido para que ella se empoderara mucho más frente a la primera autoridad. Así pues, con ese conocimiento tan valioso, podría apretarle un poquito más las oscuras redondeces del presidente, así dice ella, y lograr sus ambiciones políticas.

Pero esta mujer, pensó antes con las patas que con la cabeza porque corrió a las oficinas del presidente para mostrarle cada uno de los mensajes con la información que salía directamente de las nóminas confidenciales.

Al enterarse el presidente de esa traición, mandó llamar a su otrora gallo a la presidencia y le pidió su renuncia inmediatamente.

Al denunciar a su compañero de partido  con Luis de Guadalupe, se le olvidó que también ella aparece en las nóminas del IEEPO como aviadora, y que además, ha sometido a todos los regidores para que se hagan los desentendidos y no le cobren el auto robado que tenía bajo su responsabilidad.

Sin ninguna calidad moral ni ética de la regidora, ahora le exige a al presidente la renuncia de otros dos de sus compañeros de partido: las cabezas del director de la Casa de la cultura, Martín Velasco Sarabia, y la del director de la biblioteca, Ignacio Fernando Niño García.

¿Qué sentirá la regidora después de la doble traición que le hace a sus compañeros? ¿Podrá dormir? ¿Tendrá sentimientos de soledad, preocupación, culpa o tristeza ahora que los regidores se enteraron de lo que esta mujer le hizo a sus amigos?

¿Ahora si le exigirán sus compañeros regidores que pague el vehículo que prestó y le robaron?

Lo cierto es que Luis de Guadalupe está más sometido a ella pues en cualquier momento puede amenazarlo con dar a conocer la lista de aviadores donde se encuentran miembros de todos los partidos políticos y también periodistas.

 

Facebook: Horacio Corro

Twitter: @horaciocorro

horaciocorro@yahoo.com.mx