Un Presidente muy p$#&/**jo

Por: Horacio Corro

Días antes de que el Presidente Municipal de Huajuapan, Martín Aguirre Ramírez, presentará el informe de sus primeros 100 días de gobierno, le hizo una visita al Delegado de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). El delegado salió a recibirlo, y después de los consabidos saludos de cortesía, le preguntó que qué se le ofrecía, que en qué podía ayudarlo.

El Delegado, sabedor de los problemas tan agudos que vive Huajuapan por su pobre calidad de agua, esperaba una petición de auxilio para resolver ese asunto, pero nada.

El Presidente Municipal se quedó pensando un rato, y después de su silencio le dijo: vengo a invitarle un pozolito en Huajuapan.

—¡Cómo! —expresó el Delegado con asombro.

— Dime qué es lo que se te ofrece, porque supongo que no viniste a invitarme un pozolito, sino a pedirme algunas cosas —remarcó el Delegado.

—No —volvió a asegurar el Presidente—. Vengo a invitarle un pozolito, ¿dígame cuándo lo esperamos por allá?

—La verdad —le respondió el delegado—, yo no tengo tiempo para ir a Huajuapan a comer un pozolito. Creí que venías por cosas más serias.

Después de eso se hizo un silencio en la oficina. El Delegado echó su cuerpo hacia adelante. Descansó sus codos sobre el escritorio y dijo en voz baja —Creí que me venías a pedir apoyo para la Presa Yosocuta, pero ya veo que a ti ese tema no te interesa… para ti un “pozolito” es mucho más importante —y añadió—. Tengo 14 millones de pesos para el agua potable en Huajuapan, pero parece que a ti eso tampoco te importa, ¿o sí?

Aguirre Ramírez se quedó pensando un rato… vio arriba, abajo, hacia todos lados y dijo. —Pues voy a planteárselo a los regidores a ver qué dicen. Si aprueban ese dinero vendré a molestarlo nuevamente.

El Delegado se paró de su asiento, se dirigió a la puerta para despedirlo (como con ganas de darle una patada en el trasero), y en ese momento le dijo Martín —¿Me podría dar una copia de ese dinero para el agua de Huajuapan?

El Delegado le ordenó a su secretaria que les sacara una copia y se la entregara.

Supongo que fue después de esa visita, que al Presidente de Huajuapan se le empezó a llamar “El Presidente p3$#&/**jo”.

14 millones de pesos que dejó ir el Presidente Municipal por un pozolito. ¡Bah!

14 millones de pesos que el Delegado de la Conagua le puso sobre el escritorio y los despreció.

Si hubiera tomado esos 14 millones de pesos, los hubiera podido cacaraquear en su informe de los primeros 100 días de gobierno. Prefirió chillar ante el pueblo por el pésimo estado en que había recibido la administración, que hacer algo bueno y necesario para Huajuapan.

Los 100 días los convirtió en un muro de lamentaciones contra Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, expresidente de esa ciudad. Ese fue su tiro, pero nunca le atinó.

El desprecio a 14 millones, es muestra de que al Presidente, a Martín Aguirre Ramírez, Huajuapan no le interesa.

Desde que ésta administración inició, a Huajuapan se le han incrementado los problemas, principalmente los violentos, y cada que eso sucede, el Presidente se desaparece.

Con el problema de los asaltos carreteros, todos los pueblos de la Mixteca oaxaqueña y poblana han colaborado y se han unificado para hacer algo, pero el presidente de Huajuapan se ha opuesto a participar.

El último chiste de este presidente es el de luchar contra los asaltos carreteros, pero solo él y su primo el diputado local (hijo de Heladio Ramírez López), pero no con los pueblos que desde hace tiempo trabajan en ese tema.

Cuando se dio el problema con la agencia municipal de Santa Teresa, cuando éstos bloquearon durante días los caminos, todo mundo, desde la ciudad de Oaxaca, buscaba al Presidente y éste nunca quiso salir de su ratonera.

Desde la Secretaría de Gobierno se hicieron miles de llamadas para que alguien parara el problema, es por eso que muchos oportunistas se hicieron pasar como el “representante del gobierno”, pero los de Santa Teresa no se dejaron intimidar y continuaron con sus cierres hasta que de dos patadas puso todo en orden el anterior presidente de Huajuapan: Luis de G.

Después de ese problema, los políticos oaxaqueños volvieron a ratificarle el nombre al actual Presidente de Huajuapan como “El Presidente p$#&/**jo”.

Afortunadamente, a Martín Aguirre le están apretando el pescuezo para que se caiga con alrededor de 7 millones de pesos y se comience a trabajar en el problema del agua en Huajuapan. Si no le entra, el gobierno federal no podrá hacer nada por el agua que Huajuapan necesita.

A veces pesa mucho ser de Huajuapan: sirve para puras vergüenzas.

Twitter: @horaciocorro

 

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx