El verdadero dueño del poder en Huajuapan✍ / En la #Opinión de Horacio Corro Espinosa/@horaciocorro

Por: Horacio Corro Espinosa

Como sabemos, casi en todas partes del mundo, está alguien atrás del trono. Puede ser la esposa, el esposo, la amante, o los amigos con derecho de picaporte. Algunos de estos, son los que muchas veces toman el mando en distintas esferas de gobierno.

Huajuapan no es la excepción. Alguien está atrás de la Presidenta municipal, Juanita Cruz Cruz. Y en este caso específico, es su esposo: Pedro Silva Salazar, además, la hermana de la presidenta: Elda Erica.

Estas dos personas son las que deciden sobre lo que se tiene que hacer en la presidencia, o lo que se tiene que presentar y decidir en cabildo.

Desde luego que no todos los regidores de esta administración tienen la libertad de tomar cualquier decisión, supuestamente “propia”, si primeramente no pasa por las manos del esposo de la presidenta, para que posteriormente pueda presentarse en cabildo para su aprobación.

Por ejemplo. El Regidor de Infraestructura, ordenamiento territorial y urbano, Martín Bernardo Mora Solano, le informó al cabildo que había iniciado los trabajos de demolición de lo que fue el reclusorio regional de Huajuapan.

Así, con ese breve informe, les dijo que, casi casi, por sus pantalones, había tomado esa decisión.

Desde luego que esa disposición fue tomada por alguien, ustedes ya se imaginarán de dónde salió la orden. Pero hacer los trabajos sin la autorización del cabildo, sin proyecto alguno, sin mostrar costos, metas ni licitación, es porque la orden la hizo directamente Pedro Silva Salazar, el esposo de la presidenta.

La demolición de lo que fue el reclusorio y la construcción de nuevas oficinas significan dinero, eso nadie lo duda. La pregunta es: ¿A quién está beneficiando esta obra? ¿Qué constructora está a cargo? Como esta ejecución apenas si se asomó en cabildo, nadie va a saber nada de la danza de esos billetes.

Cuando concluyan ese trabajo, los regidores se dirán sorprendidos, no por el silencio que ellos mismos guardaron, sino porque alguien, con su barita mágica hizo aparecer las nuevas instalaciones para los funcionarios municipales.

Pero el poder del esposo de la presidenta también llega a otras esferas. Me explico. Algunos ediles, para quedar bien con el primer caballero del municipio, le envían a éste, la gente apurada para que, desde sus oficinas de la calle Trujano, les resuelva el asuntito.

El funcionario que más veces ha remitido a los ciudadanos con determinadas necesidades, ha sido el Síndico Municipal, Pablo Crespo de la Concha. Así pues, el mismo Síndico, con tal de quedar bien, con tal de congraciarse, suelta su autoridad y se la delega al esposo de la presidenta.

Juanita Cruz, no realizó su informe a los 100 días de su gobierno, sino después de los 120, donde explicó para qué sirve cada una de las áreas de su administración. Lo que no expresó de sus cabildos, es que se han convertido en halagos y regalitos de algunos ciudadanos como agradecimiento a su “trabajo” (aunque los que han cumplido con su encomienda, solo han sido dos o tres ediles). Tampoco agradeció a su interprete Pablo Crespo, quien después de cada participación en las sesiones de cabildo, éste, le desmenuza a la presidenta lo que quiso decir el regidor fulano o zutano.

Entonces, ¿qué informó Juanita? ¿Qué Pedro, su esposo, es el único que puede decir quién se queda o quién es despedido del trabajo municipal? No. Nada de esto.

El poder que tiene Pedro en la administración de su esposa, es suficiente y bastante como para despedir al personal cuando a este se le ocurra. Por ejemplo, 24 días después de haber iniciado este gobierno, el primer caballero del municipio, despidió a la primera trabajadora del ayuntamiento.

Después de esta muestra de poder, los trabajadores andan derechitos para no ser corridos. Al primer tronido de dedos, todos tratan de satisfacer los caprichos del “jefe Pedro”.

A los que le han cumplido a medias, les advierte: “Si quieres estar con nosotros, debes hacer todo lo que yo te diga”. “Nosotros no llegamos a la presidencia por tres años, sino por 12, eso quiero que lo entiendas bien”, les asegura.

Los que llegan a su oficina a pedirle trabajo para la presidencia municipal, les hace comprometerse a que, de entrar, hagan todo lo que él les ordene. La obediencia debe ser hacia él, a nadie más, a excepción de su cuñada, claro. Si los contratados están dispuestos a hacer todo lo que él les pida, les garantiza tener
trabajo durante doce años.

Desde hace años, la familia de Pedro Silva Salazar, ha ejercido un cacicazgo político. Se han heredado los cargos entre su familia.

Pedro ha sido diputado federal, diputado local, dirigente del PRD, y Secretario del transporte dentro del gobierno de Gabino Cué. Su esposa, la hoy presidenta municipal de Huajuapan, ha sido diputada local en dos ocasiones, y diputada federal.

Después de ocupar cargos repetidamente, incorporaron a la hermana de Juanita para que todo siguiera quedando en familia.

La obsesión de Pedro es el poder, pues en algunas ocasiones le ha dicho a la gente: “nuestro proyecto de negocio…” y luego corrige “digo, nuestro proyecto de gobierno es de 10 años”.

Silva Salazar, sigue contratando desde sus oficinas de la UCD, a gente que estuvo en la administración pasada, la de Martin Aguirre, para que esa gente le cubra ciertas áreas que le son de su interés.

Tan dispuestos están estas personas por quedar bien con el primer caballero del municipio, que han salido a la calle en compañía de algunos elementos de la policía municipal, para amedrentar a algunos empresarios con el pretexto de que con sus actividades violan el reglamento municipal. Por desarrollar este tipo de actividades soberbias, han descuidado los lugares verdaderamente peligrosos.

Ese es el nivel de la cuarta transformación municipal: creer que valen por sí mismos. Y todavía, Silva Salazar, le presume a los que van a pedirle algún favor: “Mira la fila de sillas ocupadas por gente que quiere trabajar en el ayuntamiento. Son gente de Martín Aguirre y de Luis de Guadalupe. Pero que esperen, si quieren, porque tengo mucho trabajo”.

El gobierno municipal de Juanita Cruz, ha sido señalado como un gobierno que ha colocado a los familiares de ella y de él. Pero en este tema ella ha dicho que “el nepotismo es según como se le quiera ver”.

 

Twitter: @horaciocorro
Facebook: Horacio Corro
horaciocorro@yahoo.com.mx

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.