Buscan mixtecos recuperar música con que se acompañaba a los muertos

** Se tiene que trabajar para que se recupere la música de duelo que ya se dejó de interpretar, ya sea de banda, mariachi, orquesta, trío, coincidieron **

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- Tras el conversatorio “Huehue, diálogos a través del tiempo”, músicos mixtecos coincidieron en la importancia de recuperar la música de duelo o “con la que se acompaña a los muertos”, por lo que emprenderán una serie de acciones para lograrlo.

Este ejercicio se llevó a cabo en la agencia San Francisco Yosocuta, perteneciente a esta ciudad, organizado por la Unidad Regional de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, de la Secretaría de Cultura.

Ahí se habló específicamente de las melodías con las que se acompañaba anteriormente a los difuntos en las comunidades mixtecas, ya sea en esta temporada o cuando fallecía una persona, y que actualmente se están dejando de tocar, se hace con menos frecuencia o se ejecutan melodías incompletas.

“Es importante promover, recuperar, registrar las melodías como son las marchas fúnebres, valses y otras de duelo, buscar los espacios para que se ejecuten, ya sea una o dos melodías, hay que tratar de interpretarlas”, dijo Guillermo Círigo Villagómez, jefe de la Unidad Regional.

Así lo manifestó pues que en el diálogo, hubo músicos de banda, integrantes de mariachis, de Huajuapan de León, de San Miguel Amatitlán, de Cosoltepec, la Trinidad Huaxtepec, el Jiracal Coicoyán de las Flores y de San Francisco Yosocuta, que fue la sede, mismos que compartieron sus experiencias. Algunos de ellos pertenecieron a orquestas hace 30 o 40 años.

Anteriormente, se acostumbraba acompañar a la persona al panteón con el repertorio de duelo. Una vez en el camposanto, se abría un espacio para tocar una canción que le gustara mucho a la persona fallecida.

Dijeron que les ha tocado que es cada vez más común que van a un sepelio, y la familia les pide que interpreten una canción que le gustaba a la persona finada, y que lo hagan una y otra vez (hasta 30 ocasiones seguidas), lo que les impide ejecutar lo que tienen en su repertorio de duelo.

Coincidieron en que no se trata de oponerse a que se interpreten melodías que actualmente son parte de los repertorios como “Cruz de olvido”, “Madrecita mía”, “Amor eterno”, pero se tiene que trabajar para que se recupere la que ya se dejó de interpretar, ya sea de banda, mariachi, orquesta, trío.

Procurarán que se vuelvan a tocar estas melodías, compartiendo partituras de las canciones que la tengan, como lo hicieron en el ejercicio con la canción “Eternidad”, una marcha fúnebre del maestro Narciso Lico, que si alguien gusta tenerla, se puede acercar a la Unidad para que se les dé.

“Algunos de los músicos tocaron melodías con el instrumento que llevaron y las registramos, nos comprometimos a hacer las grabaciones en otros momentos para tenerlas completas, es parte del trabajo que vamos a iniciar con los músicos que asistieron”, apuntó Círigo Villagómez.

En tanto, el grupo Yaandavi compartió las chilenas que interpretan en la temporada de muertos y el sentimiento de tristeza y nostalgia que trae, pero que, al mismo tiempo, es música de alegría porque significa que los seres queridos vienen a visitarnos.

“Se acordó también que hay que invitar a los maestros para que enseñen esa música y todo lo que está alrededor de los acontecimientos, pues los repertorios tienen que ver con los diferentes momentos de la vida de las personas, de las comunidades, lo cual se debe conservar”, apuntó.

PUBLICIDAD
Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.