Denuncia, elemental para combatir las extorsiones

** Cada semana, se recaban alrededor de 30 números nuevos desde los cuales se comete el delito de extorsión **

** La mayoría de estas llamadas de extorsión salen de reclusorios como Puente Grande, Jalisco; el de Altamira, Tamaulipas; Reclusorio Norte y Santa Martha Acatitla **

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- Las llamadas de extorsión que son reportadas al número 089, son tomadas en cuenta para mostrar en un listado de números desde los que se cometen estos delitos, pero para realmente combatirlo, es elemental presentar una denuncia en las oficinas de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO).

Así lo dio a conocer el titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos de Alto Impacto, Juventino Pérez Gómez, en la conferencia impartida en esta ciudad, organizada por el Círculo Empresarial del Estado de Oaxaca A. C., la radiodifusora La Mejor  105.3 FM, y la FGEO.

En ella dio a conocer las principales modalidades de extorsión, la forma en que los delincuentes obtienen la información y cómo proceden las autoridades al respecto.

Las víctimas de delitos pueden hacer una denuncia anónima al 01 800 00 77628, al 911, al 089, pero para la trascendencia de la investigación, la clave es la denuncia ante la agencia del Ministerio Público de la Fiscalía, lo que lamentablemente, hace muy poca gente, pero con quienes lo han hecho, se ha tenido éxito.

“Si sólo se queda en la denuncia anónima que no tiene mayor validez. Si no se llega a formalizar, la autoridad quedará limitada por esa información, por eso la denuncia formal es la más importante para nosotros, es decir, que la víctima acuda con nosotros a declarar los hechos”, expresó.

“Eso permitiría que el agente del ministerio retome el asunto y pueda llevar al extorsionador ante un juez; sólo así podemos detener a estos delincuentes”, abundó.

¿QUÉ ES LA EXTORSIÓN?

La extorsión, es un delito a través del cual, mediante una llamada telefónica, una persona afecta la tranquilidad y estabilidad de las personas, con el objetivo de pedir dinero a cambio.

Está sancionado por la ley a través del Código Penal del estado y dicha sanción dependerá de lo que el delincuente logre obtener de sus víctimas.

Por mencionar algunos ejemplos, si el delincuente obtiene la cantidad de 8 mil 500 pesos, la sanción podría ser de uno a tres años de prisión; si obtiene de 8 mil 500 a más de 40 mil, puede obtener de tres a seis años de cárcel, pero si rebasa esta última cantidad, la pena será de seis a 12 años de prisión.

Dentro del lenguaje que utilizan los extorsionadores, se encuentra: Te ganaste un premio; Amenaza de un grupo delictivo; Tío, me tienen detenido; Chillón (mamá me subieron a una camioneta); Turista y/o huésped amenazado por un grupo delictivo; Nos vamos a llevar a un niño (escuela en peligro); Somos de la policía, tu número fue reportado como extorsivo; Llamamos del secretario particular del gobernador (o algún otro funcionario).

Para evitar ser víctima, el fiscal recomendó evitar que niñas y niños respondan el teléfono en la casa o negocio, contar con un identificador de llamadas, no brindar datos personales aunque se tenga el argumento de que es para una institución bancaria, por encuestas u otras compañías.

También instó a no depositar dinero a ninguna cuenta que se solicite con cualquier engaño, no prestar identificaciones personales, jamás apagar el celular cuando se trate de una llamada de extorsión, localizar a un familiar en caso de que se dé el argumento de que está secuestrado, y al término de la llamada, comunicarse de inmediato con la FGEO.

¡CUIDADO CON LA INFORMACIÓN!

El ponente explicó que la mayoría de las veces, la información que tienen los extorsionadores de una persona, es porque la misma víctima, familiares o empleados la proporcionan al contestar la llamada.

Otro de los factores de riesgo en la comisión de este delito que, dijo, está sucediendo cada vez más, son las redes sociales; difundir imágenes del lugar de trabajo, vacaciones o propiedades, de los familiares, el directorio, etcétera.

“Cuando una persona es víctima, lo primero que recomendamos a la gente es mantener la calma, pase lo que pase, digan lo que digan los extorsionadores, se debe mantener la calma, no permitir que incomuniquen a las personas y sobre todo, a denunciar este delito”, explicó.

Mencionó que la mayoría de estas llamadas, al ser investigadas, se ha detectado que salen de reclusorios: “Hemos identificado por lo menos cuatro cárceles: Puente Grande, Jalisco; el de Altamira, Tamaulipas; Reclusorio Norte y Santa Martha Acatitla”.

Los números extorsivos desde el 2016 a la fecha, se han almacenado en una base de datos que la gente puede consultar en la página de la FGEO: http://fge.oaxaca.gob.mx/index.php/numeros-extorsion

Cada sábado, los números nuevos se dan a conocer en esta página, en tanto que cada semana, se recaban alrededor de 30 números nuevos. La Fiscalía no ve muy viable cancelarlos sino alertar a la población para que con la información necesaria evite ser víctima, pues de cada número que se cancela surgen al menos 10 más.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.