10 julio, 2020

Tras siete meses del ataque, Vera Carrizal fue puesto a disposición del juez

*Familia de la víctima cuestiona el procedimiento*
*No cederán a ninguna negociación, piden la pena máxima*

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- La audiencia de comunicación de imputación se programó para las 18:30 horas. Vera Carrizal arribó al Centro de Justicia, acompañado de elementos de seguridad de la capital del estado, a las 17:40 horas.

A esa hora, el imputado fue puesto a disposición de la autoridad que lo requirió, luego de la orden de aprensión librada en su contra el 26 de diciembre de 2019, bajo la causa penal 0533/2019.

Fue el 9 de septiembre de 2019, cuando María Elena Cruz Ríos, saxofonista originaria de Santo Domingo Tonalá pero radicada en Huajuapan de León, en esta región Mixteca, fue rociada con ácido en su vivienda a las 10:00 de la mañana, por una persona que, con el argumento de hacer un trámite de Visa, tuvo acceso a ella.

Ayer, luego de que se entregara a las autoridades acudiendo al Centro de Control, Comando y Comunicación (C4), la audiencia inició a las 18:35 en el juzgado ubicado en el Centro de Justicia en Huajuapan de León.

Vera Carrizal estuvo acompañado de dos personas, y de la familia de la víctima, María Elena, acudieron seis personas.

Ella no quiso ir porque, aunque deseaba presenciar cómo se llevaba a cabo el procedimiento en contra de quien, desde el primer momento denunció que era su agresor, su familia la convenció de que no podía ponerse más en riesgo.

El juez informó que la primera audiencia se iba a realizar en igualdad de condiciones y, dado que la sala es pequeña y debe haber una distancia mínima de un metro entre cada persona, se limitaría a tres personas de cada parte.

Inició la audiencia, y una vez que le cedieron la palabra al imputado, al preguntarle su nombre, éste respondió con seguridad y fue lo único que dijo, ya que posteriormente, solicitaron un receso con el argumento de que el imputado se sentía un poco mal porque no había comido por lo cual se le había subido la temperatura, además de solicitar la presencia de su grupo de abogados. El juez fue claro, ingresarían a la sala, tres y tres.

Aunque el receso se había anunciado para darle tiempo de comer y 15 minutos para ver a sus abogados, la audiencia se reanudó a las 8:45 de la noche.

Esta culminó hasta las 22:30 horas aproximadamente. El juez dio una ampliación de término constitucional, por lo cual, informó que la audiencia continuaría el próximo miércoles a las 18:00 horas.

La familia de la víctima había fijado una postura al respecto: No habría procedimiento abreviado o algún tipo de negociación, tampoco querían un beneficio más que obtener justicia, lo que se vería reflejado en la pena máxima en contra de quien, aseguraron, quería asesinar a María Elena.

«Nosotros vemos un montaje, no es posible que Vera haya decidido entregarse y no le haya avisado a sus abogados que se realizaría la audiencia, llegó muy confiado, muy seguro y al vernos de frente, estaba hasta retándonos, encima de todo lo que ha pasado», explicó Silvia Ríos, hermana de María Elena.

Aclaró que no creía en que Vera Carrizal realmente se hubiera visto acorralado y por ello se entregara, sospechó, junto con su familia, de una previa negociación en la que esperó que no estuviera inmiscuido el Tribunal Superior de Justicia, para que haya una decisión del juez apegada a la realidad.

Mientras se define si será vinculado a proceso o no, luego de que le comunicaron el delito que se le imputa y las razones para ello, Vera Carrizal permanecerá en prisión oficiosa hasta el próximo miércoles, como lo marca el Código Penal de Procedimientos Penales.

Print Friendly, PDF & Email