22 abril, 2021

27 secuestrados, un herido y amenazas y toma del palacio municipal: Morena vs la barbarie en Matías Romero

#RedacciónOaxaca

20 policías municipales 4 regidores y 3 colaboradores del ayuntamiento de Matías Romero fueron secuestrados y bajo tortura psicológica los convirtieron en rehenes para una negociación económica por parte de representantes de las agencias municipales, encabezados por Raúl Martínez, agente de Palomares y un grupo de personas de esa localidad quienes sitiaron no sólo el edificio sino algunas calles alrededor del palacio municipal.

Ademán de 5 millones de pesos, los manifestantes exigen la destitución del presidente municipal interino, Manuel Solana, por no reconocer acuerdos que aseguran se habían pactado con el presidente municipal constitucional, Alfredo Juárez, quien murió víctima de la pandemia.

La movilización de las agencias municipales se había programado desde la semana pasada, incluiría un bloqueo de carretera pero se desactivó por la visita del gobernador del estado a la región y mientras el edil suplente recibía obras y beneficios gubernamentales los agentes municipales reclamaban recursos.

La misma Secretaría General de gobierno convocó a una reunión de negociación entre las autoridades municipales y sus agencias, a las 12 del día, cuando la mayoría de agentes se encontraba en el salón audiovisual, el agente de Palomares intentó ingresar con un numeroso grupo de personas y cuando les negaron el paso reventó la reunión y ordenó la retención de los policías, regidores y trabajadores del ayuntamiento.

Durante la toma de las instalaciones un abogado intentó escapar y al brincar una banda sufrió una triple fractura en una pierna.

En Matías Romero gobierna el Partido de Regeneración Nscional MORENA, el presidente constitucional formaba parte del grupo de autoridades municipales del Istmo cercanos a la organización FUCO. El agente municipal de Palomares es respaldado por la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo UCIZONI.

Los manifestantes llegaron con palos y machetes, durante el secuestro a los retenidos les proporcionaron solo una comida y les racionaron el agua; durante la noche los policías y regidores eran amenazados con linchamientos, el edil suplente se negó a acudir a otra reunión de negociación y ante la negativa los afectados pidieron, desde las 3 de la tarde la intervención de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

La madrugada de este miércoles 2 de marzo los manifestantes liberaron a los policías y amenazan con llevarse a palomares a los regidores y trabajadores del ayuntamiento entre ellos a una mujer.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat