• Jue. Ago 11th, 2022

Ave fénix; 72 años de edad, 15 siendo socorrista

Nathalie Gómez/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- Fue en una celebración del Día del socorrista cuando Ofelia Alvarado García, tuvo su primer acercamiento con Comisión Nacional de Emergencia (CNE), 15 años después, comparte lo importante que ha sido para ella, ser voluntaria.

Recuerda que una amiga socorrista la invitó a la celebración del 24 de junio de 2007, le llamó tanto la atención, que poco tiempo después decidió ingresar a Comisión Nacional de Emergencia delegación 020.

A los pocos meses se renovó la mesa directiva y fue elegida como subdelegada, luego el delegado dejó el cargo y ella lo asumió. Ese año adquirieron el carro para incendios.

“Ser mujer socorrista es maravilloso, yo considero que la única diferencia con los hombres es en la fuerza al momento de cargar a un paciente, fuera de ahí, las tareas, las capacidades y habilidades son las mismas en la atención prehospitalaria”, señaló.

En diciembre de 2014, Ave fénix, como la conocen en la corporación, junto con otros socorristas constituyeron la CNE delegación 039.

A sus 72 años, agradece a la vida la oportunidad de poder servir a la gente, sin distinción alguna, pero con mucho cariño e incluso inversión de tiempo, dinero y esfuerzo, ya que los socorristas muchas veces tienen que solventar los gastos para brindar los servicios en caso de haber alguna emergencia.

Muchas veces el gobierno municipal apoya con cierta cantidad de litros de gasolina al mes, los cuales resultan insuficientes cuando hay varios servicios que cubrir.

Las corporaciones realizan colectas anuales y lo que se reúne es utilizado para reparar o darle mantenimiento a los vehículos, para adquirir material de curación, etcétera, cuando los recursos se acaban, “toca pasar la gorra con los compañeros para que se compre la gasolina y poder hacer guardia”.

La gente de Huajuapan es muy solidaria y muy linda -expresa-, y está consciente de la labor de los socorristas; ha apoyado cuando se realizan las colectas y eso ha ayudado mucho porque los servicios de emergencia no se cobran, sólo cuando se trata de cubrir jaripeos o bailes y es para los mismos gastos de operación.

Anécdotas, hay muchas, pero Ofelia recuerda una en la que a través de radiocomunicación informaron de un accidente, acudió al lugar mientras llegaba la ambulancia y al arribar localizó a la persona afectada cubierta con una sábana.

“La cubrí por el sol”, le dijo alguien que estaba cerca, pero la escena fue impactante para todos, un vehículo había atropellado a la persona, pasándole la llanta encima.

“Aunque a la persona ya no pudimos atenderla, sí lo pudimos hacer con su familia porque el impacto era terrible”, dijo.

Señala que, como socorristas, trabajan mucho la psicología y desde que van en camino a atender alguna emergencia, ya se van haciendo a la idea de lo que pueden encontrar, las situaciones complicadas las platican entre ellos y les sirve de desahogo.

En otra ocasión, les reportaron el incendio de una estación de gasolina y ella le pidió a su hijo que la llevara a la base por los extintores para ir a apoyar.

En cuanto llegaron al lugar, Ave fénix iba a acercarse a mitigar el fuego, pero su hijo no se lo permitió; a veces se brinda un servicio y el riesgo al ayudar es muy alto.

La celebración por su día fue con un desfile de unidades por diversas calles de la ciudad a las 14:30 horas; a las 16:00 horas fue la celebración eucarística en la parroquia de Nuestra Señora de la Luz y al término, una convivencia en la base de la CNE 039.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print