• Lun. Sep 27th, 2021

Héctor, el hombre que decidió convertirse en Nicole

Abr 6, 2016

Saúl Salazar/@SalazarBalbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.-Valor, seguridad y fortaleza fue lo que tuvo que reunir Héctor Martínez Moya, para salir a la calle y enfrentar a una sociedad que no acostumbraba ver a un hombre vestido de mujer en Huajuapan.

Nicole Martínez, como es conocida en la comunidad lésbico-gay, nació en el año 1961 en el municipio de Santo Domingo Tonalá, es hijo de Carmen Moya Soriano de 99 años de edad y Erasto Martínez Rojas, de 85 años.

Sus estudios de educación básica fueron en dicho municipio. Uno de los sucesos más memorables que tiene de esa temporada, fue que a los 4 años, cuando acudía al jardín de niños, le recitó una poesía al general Lázaro Cárdenas del Río, quien en esa época vivía en Tonalá.

Con melancolía, recuerda también que no había energía eléctrica y en la población, para alumbrarse, utilizaban las lámparas de queroseno o quinqué.

Para acudir a la Secundaria Tecnología Agropecuaria 89, de la cual fue parte de la primera generación, todos los días tenían que caminar alrededor de 10 kilómetros.

Al principio, el recorrido se le hacía muy cansado, pero al pasar los años, los ocupaba como entrenamiento físico y empezó a participar en los concursos de atletismo que organizaban en la zona escolar y de donde obtuvo los primeros lugares.

En la década de los 70´s era común que los padres de familia no se atrevieran a hablar de la sexualidad con sus hijos; en la adolescencia tenía muchos amigos y amigas, pero tener una pareja no era su prioridad, no le despertaba interés.

Fue a la edad de 15 años cuando descubrió que le atraían las personas de su mismo sexo, pero prefirió mantener sus preferencias en secreto, consciente de que la sociedad en aquel entonces, no aceptaría tan fácilmente su forma de ser.

A los 18 años emigró a los Estados Unidos, vivió en Houston Texas, donde meses después empezó a trabajar con un puertoriqueño que tenía un salón de belleza, él le permitió aprender el oficio.

Durante tres años combinó el estudio con el trabajo, hasta que logró obtener su título como Estilista Profesional y luego su identificación para poder comprar el material cuando, por alguna razón, su jefe no podía hacerlo ya que en esa época no le vendían a nadie cualquier artículo y menos de belleza, si no presentaban su ID.

En la unión americana fue cuando se atrevió a tener novio, “las amistades de mi edad lo venían normal, pues en esa época ya  existían muchas parejas homosexuales que salían a la calle y manifestaban cómo eran sin ningún tabú”, recordó.

Convertida en Nicole, al regresar a Santo Domingo Tonalá, le fue difícil hablar con sus padres sobre su preferencia sexual, quienes al principio no lo aceptaban pero tiempo después y al asimilar que ello no lo hacía ni mejor ni peor persona, lo hicieron.

Su trabajo fue quien lo trajo a Huajuapan, tiempo después puso su propio negocio de belleza en la calle 5 de mayo de la colonia Centro, donde hasta fecha sigue atendiendo a muchas personas que confían en su trabajo al que añadió un espacio de clínica de spa y relajación.

En 1980, con el apoyo de algunos amigos decidió participar en Nuestra Belleza Gay Huajuapan, obteniendo el primer lugar, siendo coronada por el presidente municipal de la administración 1984–1986, David Morán Maceda.

Durante esos años los concursos se hacían a puerta cerrada, donde solo acudían invitados especiales y la comunidad1426748_548052381942746_161122162_n (1) gay, la cual no era muy numerosa y básicamente convivían en la clandestinidad. .

Pasaron los años y recuerda que para el 2006, ya existían muchas reinas gay, por lo que se les ocurrió hacer el certamen Reina de Reinas, el cual ganó por su experiencia y talento, “a pesar de haber concursantes muy jóvenes”, expone con orgullo.

Fue a partir de ese año cuando se armó de valor, seguridad y fortaleza,  y decidió ser el primero en salir a la calle vestido con atuendos femeninos.

“Había muchos que se vestían como mujeres, pero no se atrevían a salir a la calle, acudir a la iglesia o eventos sociales, como yo lo hice”, confesó.

Desde esa fecha, Edgar Barragán Martínez, integrante de la comunidad gay en Huajuapan, decidió organizar el concurso de manera diferente; ahora las participantes se arriesgarían para que lo pudiera percibir el público en general pero unidas, estaban dispuestas a enfrentar las críticas que surgieran, conscientes de que era necesario mostrar a la ciudadanía su verdadero “yo”. En él, varias veces participó como reina.

A partir de ese momento, no todo ha sido fácil. Al principio tuvo que enfrentarse a una ciudadanía acostumbrada a los tabúes, “al escuchar alguna crítica, indirecta, o burla, no le tomo importancia porque desde hace muchos años me preparé psicológicamente para ello, para ser fuerte de manera emocional y espiritual”.

10987316_811510938930221_4814959697673241417_oDe 2005 a 2006 fue parte del canal de televisión MB que se trasmitía por cable, propiedad de Alfredo Liberato Miranda, “El Beto Fernández”, donde tuvo la oportunidad de entrevistar a la expresidenta municipal Martha García Manzanares, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la artista Angélica María durante la Expo Feria Huajuapan, al obispo de la Diócesis de Huajuapan, Teodoro Enrique Pino Miranda y otras personalidades.

A pesar de sus preferencias sexuales, su cuerpo se encuentra íntegro, no lo ha sometido a ninguna cirugía y sólo se inyecta hormonas para eliminar el vello, “no soy transexual, soy transgénero”, aclara.

En la actualidad practica el atletismo, se le viene a la mente que su primera experiencia no fue nada agradable, pues sufrió una caída, pero a pesar de lo ocurrido llegó a la meta.

En su segunda competencia tuvo un paro cardiaco, la cual la dejó imposibilitada para practicar este deporte, por lo que fue sometida a un tratamiento riguroso, que consideró como una prueba que logró superar.

Actualmente sigue participando en las diferentes carreras “conozco todos los cerros de la Mixteca, cada vez que llego hasta la cima de unos de ellos, me alegro y creo que los he conquistado”, manifiesta.

Refiere que hoy en día, la comunidad lésbico-gay, se encuentra  muy unida y ha crecido de una forma impresionante, ahora se puede ver a hombres vestidos de mujer y viceversa, cuando en los años setenta nadie lo hacía por temor a las críticas y eso habla de una sociedad incluyente y más bondadosa con la comunidad gay.

Hoy en día no cuenta con ninguna pareja, y cree que a sus 55 años no es necesario, no niega que alguna vez se enamoró, pero recomienda hacerlo con cautela, mientras que por el momento sigue fortaleciendo su vida espiritual, atendiendo con mucho gusto a sus clientes y amigos, y retando a la vida a través de los maratones.

 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat