23 septiembre, 2020

Trasladan a María Elena a hospital de la CDMX

**Ante presiones de usuarios de redes sociales y grupos feministas locales y nacionales, el Gobierno de Alejandro Murat Hinojosa agilizó después de tres meses atención médica a joven saxofonista atacada con ácido.

Giselle Melchor

Luego de las denuncias públicas en redes sociales que exigían la pronta atención para la joven saxofonista, María Elena Ríos, y que a la vez exhibía las carencias de los Servicios de Salud de Oaxaca para atender este tipo de lesiones, la tarde de este viernes, María Elena por fin fue trasladada al Hospital Nacional de Rehabilitación para Quemados con sede en la Ciudad de México, en una ambulancia aérea que puso a disposición el Gobierno del Estado, además de cubrir gastos médicos de la joven y viáticos de familiares.

Por su parte, esta mañana comunicación social del gobernador del Estado precisó en un comunicado que desde el mes de septiembre a la fecha, a la joven se le brindó atención médica de especialidad en Oftalmología, cirugías plásticas y de rehabilitación así como sesiones de terapia psicológica durante su estancia en el Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso y después de “una ardua gestión se ha logrado su acceso a un hospital de alta especialidad”.

El caso que ha ganado la indignación nacional, volvió a exhibir la ineptitud de una Fiscalía General del Estado de Oaxaca que protege a quienes ostentan dinero y poder, así lo señaló la familia de la jóven quienes exigen castigo para el ex diputado priísta Juan Verá Carrizal, a quien responsabilizan de este ataque.

A pesar de esas declaraciones, el mismo fiscal de Oaxaca Rubén Vásconcelos, informó que “se ha mantenido relación con la familia desde el ataque y que incluso están al tanto de los trabajos y avances en las investigaciones”.

Estas van desde análisis de llamadas telefónicas y datos de inteligencia que hasta el momento han arrojado a más de una persona como presuntas responsables de este delito.

Sobre el móvil, Rubén Vásconcelos dijo no informar hasta que la familia dé la autorización, pero aseguró que no habrá impunidad en este delito ni en otros delitos cometidos contra mujeres.

-PUBLICIDAD-
Print Friendly, PDF & Email