Graciela S. Zavaleta, la única defensora desde los desaparecidos de Santa María Obispo

Karen ROJAS KAUFFMANN |elmuromx.org

TUXTEPEC, Oax.- ¿Cómo mantenerse de pie ante el golpe certero de la desidia, la indolencia o la apatía? ¿Cómo se reconstruye desde las cenizas la vida que de verdad nos pertenece? ¿Cómo defendemos el derecho ineludible a vivir una vida digna y con justicia para todos y todas, sin que en la exigencia nos maten?

En México, ser defensor o defensora de los derechos humanos es casi una sentencia de muerte. Un informe anual presentado a la opinión pública en agosto de 2016 por las organizaciones Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos, Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada y el Comité Cerezo México, evidenció que los procesos represivos contra activistas de los derechos humanos aumentó un 400 por ciento, respecto a la administración de Felipe Calderón y su guerra contra el narco.

Según detalles del informe, de los 192 casos registrados en los últimos dos años del sexenio calderonista pasamos a la devastadora realidad de 639 denuncias de agresiones a activistas y defensores, tan solo en los primeros dos años y medio del gobierno de Enrique Peña Nieto.

 

Continúa leyendo en:

http://pagina3.mx/2017/03/graciela-s-zavaleta-la-unica-defensora-desde-los-desaparecidos-de-santa-maria-obispo/