Maternidad infantil no es normal, señala ONG

Patricia Briseño

OAXACA, OAX. El embarazo y la maternidad en la niñez y la adolescencia no es normal, no debe de existir, pero aún es más lamentable cuando las instituciones públicas carecen de estrategias de fondo, limitándose a atenderlo con paliativos, consideró la presidenta de la organización civil Grupo Estudios sobre la Mujer, Angélica Ayala Ortiz.

“En Oaxaca, está confirmado que el embarazo está relacionado con situaciones de violencia, mientras que el matrimonio infantil está prohibido por la Constitución y el Código Penal del estado, no obstante, se sigue presentando, y en muchas comunidades lo aceptan e incluso, lo festejan”, refirió.

Al participar en la feria de servicios de instituciones y asociaciones civiles que se organizó por la entrega de apoyos económicos a adolescentes embarazadas y madres, la activista hizo saber que la discriminación y violación de derechos a la educación de este sector persiste.

Reconoció que los profesionales del sector salud han hecho su trabajo, incluso, han denunciado los casos de probable abuso sexual a niñas y adolescentes, sin embargo, la autoridad ministerial ha desestimado las imputaciones, y tampoco ha procedido a judicializarlas.

También de manera velada instituciones de nivel secundaria han negado la inscripción a adolescentes embarazadas porque argumentan que no tienen la capacidad de atender una emergencia obstétrica.

“Las familias, para evitar una doble discriminación, optan por buscar otra escuela y no denuncian la violación a un derecho fundamental; o, bien, la sacarla de la escuela”, expuso.

Además de hacer visible la discriminación en el ámbito escolar, Ayala Ortiz manifestó su preocupación por los niveles de violencia sexual por parte de docentes, que, utilizando su jerarquía de poder, seducen, acosan o violentan a las adolescentes.

“Se requiere la aplicación de protocolos que funcionen para lograr escuelas seguras y libres de violencia, pues la violencia sexual es una de las causas de embarazos a edad temprana”, destacó.

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) hizo la segunda de tres entregas en el año de los recursos del Programa Nacional de Becas tipo básico, las cuales se otorgan a 501 adolescentes o jóvenes que intentan concluir los estudios de primaria o secundaria que interrumpieron por un embarazo o maternidad temprana.

Como parte de la entrega se organizó una feria informativa en un salón de un hotel al norte de la ciudad, a donde convocaron a organizaciones como el Grupo de Estudios sobre la Mujer para brindar información para que conozcan sus derechos.

La interacción con algunas de las madres jóvenes o embarazadas permitió al equipo del Grupo de estudios identificar que a pesar de que el matrimonio infantil no está permitido por la Ley, las uniones a temprana edad lo naturalizan, vulnerando una gama de derechos, incluido a la educación.

PUBLICIDAD
Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.