• Mié. Oct 27th, 2021

Fomentan aprendizaje entre carrizos y tierra, fueron defraudados por gobierno de Huajuapan

NATHALIE GÓMEZ/@nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- Autoridades auxiliares, madres y padres de familia y personal docente de la escuela primaria Niños Héroes de esta ciudad, denunciaron que existe un olvido y falta de atención por parte del gobierno a esta institución.

Aunado a esto, el gobierno municipal pasado que encabezó Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, incumplió con los compromisos hechos para mejorar la infraestructura de quienes estudian, en su mayoría, en aulas de carrizos con pisos de tierra, construidas por los paterfamilias a través de tequios.

La necesidad de una escuela primaria en esta zona hizo que los vecinos y maestros se organizaran y la fundaran en el 2012; al principio se estudiaba en un lugar rentado y posteriormente, las colonias Santa Fe, Niños Héroes y El Rosario, donaron una parte de sus áreas verdes, donde se conjuntaban, para este fin.

El 12 de mayo de 2013 recibieron la clave de la escuela por parte del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Actualmente son 141 alumnos y alumnas, habitantes de las colonias mencionadas y de otras como la Cuauhtémoc, Lázaro Cárdenas, Los Pinos, El Carmen II sección, por mencionar algunas.

Los dos primeros grados y un segundo se encuentran en tres salones de concreto construidos en el periodo escolar pasado, mientras que el tercero, cuarto, quinto y sexto están en las aulas provisionales, todas ellas con butacas que se han reciclado de otras escuelas.

También construyeron un comedor provisional con carrizos y techo de láminas que consiguieron los padres de familia o compraron luego de hacer cooperaciones, ahí están las bancas en peores condiciones, las que ya no sirven para que tomen clases, algunos huacales o cajas de plástico forradas con papel lustre y plástico.

No todos los y las menores ingieren sus alimentos ahí; otros lo hacen cerca de la entrada, sentados en la tierra o en troncos, mientras sus mamás ven que consuman todo lo que les llevan a las 10:30 que es la hora del recreo.

En la colonia Niños Héroes, alrededor de la escuela del mismo nombre, se encuentran las oficinas del conocido como Seguro Nuevo, el Centro de Atención Primaria en Adicciones (UNEME-CAPA) y otros construidos hace no más de 15 años, es decir, hay edificios nuevos pero esta escuela, que carece de piso, alumbrado y barda perimetral, es el frijol en el arroz, coinciden los vecinos.

El gobierno de Luis de Guadalupe les “quedó mal”

Sólo tres de los siete grupos estudian en las aulas de concreto hechas con una inversión de alrededor de 1 millón y medio de pesos, porque a decir de las autoridades, paterfamilias y personal docente, la administración de Luis de Guadalupe Martínez Ramírez les “quedó mal”.

“Se nos había dicho que se iban a construir cinco aulas, tres en una primera etapa junto con los baños y otras dos en una segunda etapa, pero sólo quedó en promesa porque no terminaron el trabajo y preguntando en la actual administración municipal nos dijeron que el gobierno anterior no dejó ningún trabajo pendiente con esta escuela”, denunció Deyfilia Hernández Cruz, profesora encargada de la dirección de la escuela en mención.

La promesa era que los trabajos se realizarían coordinadamente con el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (IOCIFED).las aulas no se construyeron y asumen que se les complica ir a Oaxaca a preguntar por el tiempo y los recursos económicos que implicaría salir de Huajuapan.

La directora expresó al respecto: “En el periodo de Luis de Guadalupe quedaron de construir dos aulas más pero nada más quedó en promesa porque a pesar de que íbamos y preguntábamos (al palacio municipal), nos decían que regresáramos después y después y nunca hicieron nada”.

No obstante, esta promesa incumplida hizo que los paterfamilias destruyeran tres aulas provisionales, pues el personal del ayuntamiento les pidió hacer las bases para que se construyeran los salones nuevos, lo que nunca pasó.

“A razón de que supuestamente ya venían las otras dos aulas, se nos dio la orden de quitar nuestros salones para la construcción de los nuevos, los padres de familia consiguieron la donación de algunos bultos de cemento y compraron otros, y en tequio pusieron estos cimientos pero cuando nos dimos cuenta que no llegaban, dejamos dos aulas provisionales, de cinco que había pero desafortunadamente perdimos tres y no llegó nada”, explicó.

El mobiliario, una variedad de modelos

Otra de las promesas incumplidas fue con respecto al mobiliario, las autoridades habían dicho que se lo darían pero les entregaron las aulas sin pizarrones ni butacas, por lo que ahora se sientan en bancas de varios modelos y colores, no por opción sino por necesidad.

Algunas están forradas para ocultar la madera picada o rota, hay niños que se sientan en sillas de madera que llevaron desde sus hogares, otros, bastante incómodos al transcurrir el día, lo hacen en casilleros de huevos apilados, mientras los pizarrones en su mayoría están bastante maltratados.

Hermán Sierra Ramírez, presidente de la colonia Niños Héroes, coadyuvó en la priorización de las obras al decirse consciente de que no es posible que las y los niños estudien en estas condiciones.

“No tenemos la infraestructura digna que deben tener los niños, hay un comedor bastante precario, están recibiendo clases e ingiriendo sus alimentos en piso de tierra lo cual genera condiciones insalubres”, señaló.

Dijo que es irónico que dentro de una zona urbana haya escuelas todavía en estas condiciones, que cubren los huecos de los carrizos y láminas con lonas recicladas, cartulinas, cartones y cualquier material que sea útil, cuando a nivel municipal, estatal y federal se han prometido muchos apoyos que no han llegado.

“Creo que el gobierno no ha puesto los ojos en la región Mixteca porque se habla de que son varias las instituciones donde les hace falta mucha infraestructura y material didáctico y los apoyos no han sido al 100 por ciento”, consideró.

Los presupuestos, abundó, no han sido otorgados como corresponde a las instituciones porque quizá los gobiernos en sus diferentes órdenes se han dedicado a poner los ojos en otro tipo de infraestructura (el hemiciclo, los bulevares y las propias estatuas han tenido inversiones millonarias) y no en la educación que es primordial para la nación “esperemos que nos volteen a ver a las zonas donde se nos ha marginado bastante”.

Piden padres apoyo a la educación

La participación de los padres de familia para que sus hijos estudien en esta institución ha sido elemental, todos han sumado esfuerzos para que aporten el carrizo, para que consigan que les donen láminas y dando cooperaciones para el material que falte.

María del Carmen González Pérez, es originaria de Rancho el Tatoto y viaja de lunes a viernes para dejar a sus dos hijos en la escuela Niños Héroes por la mañana, regresar al recreo a vender comida porque es parte del comité de padres de familia, y luego llega en una tercera ocasión por sus menores, a la hora de la salida.

A pesar de ello, es de las madres que acude siempre a los tequios que se programan, “estamos conscientes de que todo el trabajo que hagamos es para que nuestros hijos estén en mejores condiciones, estamos aquí desde las 7:00 horas hasta que terminemos los días de tequio”, apuntó.

Confiesa que esta escuela es la mejor opción que encontró para la educación de sus pequeños porque en el rancho donde vive solo existe una institución, un solo salón de clases, donde un maestro instruye a todos los alumnos de todos los grupos, juntos.

Sus hijos estudian en cuarto y quinto año, por lo tanto, ya no les “tocó” estudiar en un aula de concreto en la escuela Niños Héroes, ya que estas se privilegiaron para los alumnos y alumnas más pequeñas.

Esto fue debido a que en temporada de lluvia se inundan los salones de piso de tierra (incluyendo el salón donde se guarda el material de educación física) y coincidieron en que los más grandecitos podrían lidiar mejor con esta situación.

“La escuela me gusta porque aunque los salones son de carrizo, cada quien tiene su maestro, pero esperemos que se nos apoye porque los niños tienen educación física en una cancha sin techado, están en butacas deterioradas que estamos arreglando constantemente, ojalá que el gobierno nos apoyara, no por nosotros, por los niños porque hay escuelas que necesitan inversión y no les apoyan”, manifestó.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat