25 enero, 2021

Fuerza Oaxaca; la Mixteca se solidariza con el Istmo

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

San Mateo del Mar, Oax.- Los piecitos descalzos de los niños que han sentido últimamente sismos fuertes, ahora, sin perder su energía, recorren y hasta juegan en las calles encharcadas, sin pavimentar, por las lluvias incesantes en la región del Istmo que mantienen a la población adulta preocupada.

Una lona grande y otras de menor tamaño, inclinadas, fueron instaladas para proteger el lugar en el que se preparan los alimentos para la mayoría de la población, pues el 80 por ciento de la colonia Benito Juárez, de San Mateo del Mar, sufrió graves daños en sus viviendas.

Huele a arroz con leche, al fogón, se escuchan las gotas de lluvia al igual que las conversaciones en zapoteco, se siente un ambiente de preocupación y al mismo tiempo de esperanza, cálido por su gente, reconfortante para quienes lo han perdido todo, pues no están solos en la desgracia y eso, como quiera, aminora el sentimiento de tristeza en el Istmo.

Dicen que nadie es tan pobre que no pueda dar ni tan rico que no pueda recibir; a pesar de que la Mixteca también sufrió afectaciones tras el sismo del 19 de septiembre, muchos de ellos en edificios públicos y templos, la situación del Istmo es mucho más complicada por el movimiento telúrico del 7 de este mismo mes, por lo que pobladores de Huajuapan decidieron llevar víveres a hermanos y hermanas de San Mateo del Mar.

A raíz del sismo de 8.2 grados, ocurrido a las 23:49 horas con localización del epicentro a 133 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, Chiapas, del pasado 7 de septiembre, en el Istmo murieron 78 personas, cinco de ellas de San Mateo del Mar; también murió una ciudadana por el sismo del 19 (en la Mixteca) y tres del 23 del mismo mes.

Desde que ocurrió este desastre comenzó a fluir la ayuda humanitaria. No solo de varias partes del estado sino del país empezaron a llevar alimentos, artículos de limpieza, material de curación, entre otros apoyos que debieron ampliarse a cobijas, lonas, impermeables o plásticos para resguardarse, ahora, de las incesantes lluvias.

CONTINÚA LA ANGUSTIA

Hasta las 7:00 horas de ayer 29 de septiembre habían ocurrido 5 mil 612 réplicas del sismo de 8.2 grados, las dos mayores de magnitud de 6.1, lo que ha mantenido a la gente en una angustia, desesperación y frustración permanentes.

En el comedor y albergue comunitario de la colonia Benito Juárez de San Mateo del Mar atienden por las mañanas a 800 personas, en la tarde a unas 400 que llevan su cubetita para que les den comida para cuatro y hasta ocho personas por familia.

Antonia Ramírez García es la encargada de dicho comedor, quien dio a conocer que este albergue funciona gracias al apoyo del DIF estatal y otras personas, aunque pocas, que de pronto llevan arroz, frijoles y otros productos para preparar los alimentos.

“Nosotros no tenemos suficiente para hacer una sola comida, lo que hacemos es de a poquito y de diferentes guisados, lo elemental es el atún y la sardina, si no, a veces tenemos arroz y frijol, ahorita por ejemplo estamos cociendo arroz, la vamos a tener toda la noche así y ya para mañana ya va a estar listo para comerlo como desayuno”, afirmó.

Estimó que un 80 por ciento de la población se quedó sin vivienda tras el sismo, “aquí por fuera parece que las casas están bien, cuando entras puedes mirar que se quedaron sin techo que se cayeron las bardas, que ya no sirven, está horrible, las que están a orilla de la laguna ya están de lado, los baños ya están acostados, el nivel de agua subió mucho más de lo normal”.

Abundó: “Casitas de campañas, lonas, todo eso lo necesitamos muchísimo, las grandes que nos llegaron se usan para el comedor y albergue y aquí nos resguardamos, el problema está en que por lo que sucedió en la ciudad de México, la gente ha dejado de traer apoyo, muchísimo disminuyó”.

SE UNEN SECTORES

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y el Círculo Empresarial del Estado de Oaxaca A. C., además de hacer varias aportaciones por cada asociación, los vehículos y gastos de transportación, instalaron un centro de acopio el 9 de septiembre, para apoyar al Istmo, invitando a otros sectores.

La respuesta fue muy positiva, se sumaron docentes y padres de familia del instituto Damicis donde las y los niños mandaron mensajes de ánimo en los productos que donaron expresándoles principalmente que no están solos.

De la iglesia de La Merced donaron ropa, las hermanas del templo de Santo Domingo, ropa y cobijas nuevas; la escuela Sparta Taekwon-do ITF & Fitness también dio despensas.

Empresarios de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) delegación Huajuapan, una empresa cervecera y muchas otras personas de manera anónima también se solidarizaron con el Istmo con diversos productos y artículos.

Con las contribuciones, llevaron ropa, zapatos, juguetes, agua embotellada y de garrafón, pañales, toallas sanitarias, productos de limpieza, de aseo personal, despensas, lonas, entre otros.

Antes de partir a la entrega, se realizó un monitoreo con periodistas y pobladores de la región más afectada de la entidad, para conocer los lugares a los que no se había llevado ayuda suficiente y que tienen afectaciones graves, coincidiendo en que una de ellas era la colonia Benito Juárez de San Mateo del Mar.

La salida de Huajuapan fue a las 5:00 horas, a pesar de que había la incertidumbre por la inseguridad que se había anunciado en diversos medios, incluso la posibilidad de que el Ejército o grupos de ciudadanos le quitaran los víveres a las y los mixtecos, no hubo ningún incidente de este tipo en el trayecto.

EL APOYO SE CONCENTRA EN LAS CABECERAS

Una vez en el Istmo ingresaron a la colonia Benito Juárez, donde los pobladores reportaron 500 viviendas con graves afectaciones, de ellas, alrededor de 100 se destruyeron por completo o quedaron inhabitables, por lo que han pedido que se declare zona de desastres pero desconocen si entró o no.

Ramiro Escudo Comonfort, es un habitante de esta colonia y asegura que “la gente está muy desesperada por la situación que se vive, las necesidades son muchas y el apoyo insuficiente”.

“El problema es que todo el apoyo llega a San Mateo del Mar en helicóptero, por eso ahí ya se recibió un poco de ayuda humanitaria, yo entiendo al gobierno porque él sólo conoce San Mateo del Mar, no conoce las colonias, por eso no viene para acá, donde también necesitamos despensas y ahora lonas, muchas porque nos está lloviendo casi todo el tiempo”, expresó.

“La sonrisa que la gente no había tenido desde el terremoto la tuvo hoy gracias al apoyo que trajeron desde Huajuapan de León, me dio mucho gusto que se les pudo apoyar a todos con algo y de manera ordenada, quedamos muy agradecidos, en nombre de la colonia Juárez le agradecemos de todo corazón a la gente de Huajuapan y la Mixteca”, manifestó.

LLUVIAS, EL NUEVO PADECIMIENTO

Esteban Gutemberg, habitante de la colonia Reforma a la que también se donaron víveres, refirió que el Istmo necesita mucho apoyo porque la vivienda es la base y tras perderla, mucha gente duerme afuera o en la casa de algún familiar donde ya hay mucha gente viviendo.

Detalló que son 13 colonias con barrios los que están afectados y “sobre todo los que están más cerca de la península, al lado del mar muerto y el mar vivo, hasta Santa María del Mar porque es la parte más baja de San Mateo, las tierras se agrietaron, por eso fácilmente las casas se dañaron, algunas están paradas pero ya no se pueden usar”, detalló.

“Agradecemos mucho el apoyo de la región Mixteca, porque con donarnos algo de víveres, ropa, lo que se ha dado hoy, se ve ese amor hacia los demás”, expresó.

No obstante, se siguen necesitando lonas porque de los temblores que dañaron las viviendas pasaron a las lluvias, la zona de San Mateo del Mar prácticamente “se está inundando”, aseguran.

58 ALBERGUES INSTALADOS

Esta es la situación solamente de uno de los puntos afectados en el Istmo. El gobierno estatal informó que para brindar espacios dignos y seguros a las personas que no logran ocupar sus casas por las afectaciones parciales y totales que registran a consecuencias de los sismos, se habilitaron 58 albergues y 58 refugios temporales en los diferentes municipios del Istmo de Tehuantepec.

De los 58 albergues instalados, 11 se encuentran a cargo del DIF Oaxaca; 7 bajo la responsabilidad del Gobierno del Estado; 29 por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y 11 de la Secretaría de Marina (Semar).

En tanto los refugios temporales se ubican en 16 municipios reportados por la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO), correspondientes a Santo Domingo Tehuantepec, San Francisco Ixhuatán, Santiago Niltepec, Reforma de Pineda, San Juan Guichicovi, Santo Domingo Petapa, Asunción Ixtaltepec, Juchitán de Zaragoza, Matías Romero Avendaño, San Blas Atempa, San Pedro Huilotepec, San Pedro Tapanatepec, Santa María Jalapa del Marqués, Santiago Lachiguiri, Santo Domingo Zanatepec y Unión Hidalgo.

Así también se instalaron 57 cocinas y 34 comedores comunitarios, de los cuales 18 tienen a su cargo la Sedena y 14 de la Semar para atender la alimentación de la población damnificada en las zonas más afectadas. Existen 25 cocinas operadas por los municipios de la región del Istmo. La Secretaría de Desarrollo Social instaló 34 comedores en dicha región.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat