La Fiscalía del Edomex se desiste: 6 defensores del agua quedarán en libertad luego de once años

Ciudad de México, 17 de febrero (SinEmbargo).– Seis activistas indígenas de la comunidad San Pedro Tlanixco, Estado de México, serán liberados luego de permanecer 11 años en prisión por su trabajo en defensadel agua.

El caso llevaba varios años y fue hasta este febrero cuando la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, ya en la administración de Alfredo del Mazo, se desistió de la acción penal en contra de los defensores, tres de ellos serán notificados de su libertad, mientras que los otros iniciarán sus trámites este lunes, informó el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”, organización que acompaña el caso.

Dominga González Martínez, Pedro Sánchez Berriozábal, Teófilo Pérez González, Marco Antonio Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal y Rómulo Arias Mireles fueron detenidos en 2003. Los acusaron del homicidio del empresario Alejandro Isaak Basso, con quien la comunidad mantenía un problema por el agua del río Texcaltenco.

Ayer, Marco Antonio Pérez, Dominga González y Lorenzo Sánchez comparecieron ante un juez mexiquense para argumentar su inocencia en el penal de Santiaguito, de Almoloya de Juárez.

Desde el pasado 17 de enero el Poder Judicial del Estado de México ya se había pronunciado por irregularidades en el caso, en esa ocasión  ordenó reponer el procedimiento legal en contra de los activistas para que pudieran contar con intérpretes de su lengua indígena.

DEFENSA DEL RÍO

En 2001 la Comisión Nacional del Agua (Conagua) canceló la concesión de uso para la comunidad nahua y el gobierno mexiquense entregó el río para el cultivo de flores a la Asociación de Floricultores del municipio Villa Guerrero (ASFLORVI), dirigida y fundada en 1991 por Rodolfo López Iturbe.

Esta unión integra a alrededor de 600 socios –entre ellas empresas extranjeras– y provee a la Central de Abastos. Ocupa más del 50 por ciento de espacio en venta de flores y hortalizas a nivel nacional.

Autoridades estatales ofrecieron al pueblo un pozo artesanal, pero la disponibilidad del agua no era suficiente para sus actividades de siembra. Por ello, los habitantes de Tlanixco se organizaron y sus representantes se ampararon y comenzaron una lucha por el agua.

Mientras que los empresarios de Villa Guerrero los acusaron de Tlanixco contaminar o ensuciar el agua del río Grande a propósito.

A finales de 2016 se conformó un Comité de Agua de San Pedro Tlanixco para administrar un pozo que la Alcaldía de Tenango del Valle instaló para la comunidad indígena. Pero antes de eso, a raíz del despojo, el suministro de agua potable era mediante pipas.

Sin embargo, Lorenzo Sánchez, Marco Antonio Pérez, Dominga González, Téofilo Pérez, Pedro Sánchez y Rómulo Arias permanecieron presos en el penal de Almoloya de Juárez, esto luego de que muriera Alejandro Isaak Basso al caer de un acantilado. Ellos fueron culpados de homicidio por el accidente.

La entonces Procuraduría General de la República (PGR) señaló de “terroristas” a algunos habitantes y de haber llamado “a un linchamiento” a través del sonar de campanas, un acto que forma parte de sus usos y costumbres, ha documentado el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero.

–Con información de Lydiette Carrión y Ximena Natera, Pie de Página.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.