Otro golpe para la Mixteca; le roban al menos tres pipas de gasolina

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- Mientras viajaban en un convoy que escoltaban elementos de seguridad pública, por lo menos tres pipas de combustible fueron robadas ayer en la tarde, en las Cumbres de Maltrata, cuando se dirigían a la región Mixteca.

El último reporte que se tuvo del GPS de una de las unidades, fue alrededor de las 15:40 horas; 50 minutos después se tenía que volver a reportar pero eso no pasó. Cerca de dos horas después, al no haber un reporte, se empezó a investigar lo que había ocurrido.

A través del operativo Escalón, elementos de la Policía Federal iban custodiando las pipas, cuyos elementos informaron que alrededor de las 14:00 horas habían entregado la custodia del sector asignado a otro, es decir, personal de Veracruz le entregó al de Puebla.

Eran entre 30 y 40 pipas las que iban en el convoy pero al no reportarse una, los empresarios Mixtecos se comunicaron entre sí y detectaron que eran ya tres pipas de la región las que no aparecían.

“Las tres pipas robadas el viernes fueron, dos de Huajuapan de León y una de Chila de las Flores, municipio ubicado en la Mixteca poblana, a 20 kilómetros de Huajuapan, aparentemente no fueron los únicos equipos robados porque en los grupos de operadores de tráilers lanzaron alertas posteriores de estos robos, entre 19:00 y 20:00 horas, en los que informaban que había retenes falsos en la autopista”.

Así lo informó José Luis Ballesteros Melgar, presidente de Empresarios Gasolineros del Estado de Oaxaca A. C., (EGEO), por lo que destacó que dichos retenes falsos pudieron estar desde las 15:00 hasta las 20:00 horas sin que hubiera una autoridad presente.

Los operadores informaron que otros tres equipos fueron robados, además de las tres pipas de la Mixteca, que formaban parte del convoy pero que aparentemente llevaban otro tipo de carga.

ABANDONADOS EN EL TRIÁNGULO ROJO

Los operadores a los que les hurtaron las pipas, comenzaron a aparecer el sábado alrededor de las 5:30 horas en la caseta de Esperanza, ubicada aproximadamente en el kilómetro 220 de la autopista Puebla-Orizaba, como a 35 minutos de Tehuacán rumbo a Orizaba.

“Ellos están bien, informaron que fueron amenazados por un grupo de personas que portaban armas de alto calibre, por fortuna no les hicieron un daño físico pero evidentemente, sucesos como éste les causa un impacto psicológico bastante fuerte”, explicó.

Parte del equipo sigue desaparecido, otro tanto fue localizado abandonado, vacío, por supuesto, el resto puede estar inmerso en el conocido como Triángulo rojo, pues los operadores deben transitar en un tramo considerado de extremo peligro que es entre las Cumbres de Maltrata y la caseta de Esperanza, pues toman la autopista de Veracruz, llegan a Tehuacán y siguen a Huajuapan.

“No es la primera vez que empresarios de la Mixteca se ven afectados por robo de combustible en esa misma zona, ha pasado infinidad de veces pues es bien sabido que ahí se roban gran cantidad de vehículos, tráilers, pipas, sigue pasando y de verdad que es una lástima”, destacó Ballesteros Melgar.

Solicitó al gobierno federal, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, que se atienda esta situación porque para quienes se dirigen a la Mixteca oaxaqueña, poblana y guerrerense, no hay otra manera de llegar, tienen que pasar forzosamente por esa zona de alto peligro.

“La región Mixteca, que originalmente carga en Tehuacán, Puebla, por los problemas de los ductos de la región centro-occidente, nos han tenido que mover de nuestro centro de carga natural a un alterno, que es el puerto de Veracruz, no hay otra opción, esa zona es el paso obligado”, recalcó.

Es por esa razón que la Policía Federal ha tenido que implementar operativos de custodia, en ellos acompaña a un convoy bastante grande de vehículos (pueden ser 30 o 50) pero no es suficiente, pues hay ocasiones en los que sólo una patrulla los acompaña.

Por ello, los operadores, que cuentan con banda civil, se comunican a través de sus radios ya que hay quienes se atrasan por la carga que llevan, otros avanzan con más velocidad porque van más ligeros, entonces, “con esas separaciones, una patrulla no puede hacer mucho”.

“El gobierno necesita aumentar el estado de fuerza de las policías, se necesita que tengan el equipo suficiente, el personal necesario, para que pueda atender a estas zonas tan amplias que tienen que vigilar y que sabemos que por ello les es prácticamente imposible cubrirla. Mientras tengamos un estado de fuerza raquítico, está en total desventaja la ciudadanía y sus policías en torno a estos actos delictivos que son repetitivos, no esporádicos, se han dado por muchos meses y años”, mencionó el presidente de EGEO.

Agregó que “siempre es en el mismo lugar, si todos los operadores lo saben, se entiende que también las autoridades lo saben; si queremos pensar de buena fe, lo que sucede es la falta de equipo y de personal pero si queremos irnos más allá, puede ser que haya colusión con estas personas”.

Luego del robo, a la parte afectada sólo le resta presentar la denuncia para que le sea fiscalmente válida pero eso no les garantiza que no están en riesgo, pueden volver a sufrir un robo en cualquier momento.

Además, en esta ocasión son 180 mil litros menos que le van a llegar a Huajuapan. Ante ello, no podría haber un desabasto pero es posible que haya una escasez temporal.

Para reponer una unidad robada, además de la fuerte inversión económica se van a perder al menos seis meses, pues adquirir un tráiler se tarda al menos una semana.

Regularmente no hay tanques pero en unos 20 días llegaría, luego la Comisión Reguladora de Energía tiene que autorizar la unidad y en ello puede tardar hasta nueve meses o más y una vez autorizada, para que la calibren se tardan otros 15 días.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.