VIDEO: Una mujer exige el pago de su sandalia y usuarios del Metro la bautizan como #LadyChancla

En el video se aprecia a un grupo de personas rodear a cuatro policías. Dentro del círculo de elementos de seguridad se aprecia a dos mujeres, una de ellas, vestida de negro, le exige a la otra el pago de su sandalia rota; mientras la otra, está recargada en la pared y se niega a hacerlo.

Algunos de los usuarios que grababan el hecho, comenzaron a llamar #LadyChanclas a la mujer, mientras sugerían hacer una cooperación para pagarle la sandalia. “Quién coopera para las chanclas”, se escucha decir a uno. Otro pide que “te enseñe la factura del Livertianguis”.

Por Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 16 de marzo, (SinEmbargo).- Una mujer se volvió viralluego que fuera captada mientras le exigía a otra el pago de su sandalia, en el andén de la estación Zapata de la Línea 3 del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Aparentemente el hecho ocurrió el pasado miércoles. Fue grabado por usuarios del transporte colectivo y compartido en redes sociales, con lo que la mujer fue bautizada como #LadyChanclas.

En el video se aprecia a un grupo de personas rodear a cuatro policías. Dentro del círculo de elementos de seguridad se aprecia a dos mujeres, una de ellas, vestida de negro, le exige a la otra el pago de su sandalia rota; mientras la otra, está recargada en la pared y se niega a hacerlo.

Según testigos del hecho, durante el transbordo, la joven pisó, sin querer a la otra persona y le rompió la sandalia. Tras percatarse de ello, esta última pidió el apoyo policíaco para detener a la joven.

Posteriormente, usuarios que transitaban por dicha estación se acercaron al jugar y comenzaron a grabar lo que ahí sucedía.

En cierto momento, la mujer afectada le exige a la otra que “seas responsable de tus actos” y que no se enoje; mientras la joven se niega a pagar por el daño.

Algunos de los usuarios que grababan el hecho, comenzaron a llamar #LadyChanclas a la mujer, mientras sugerían hacer una cooperación para pagarle la sandalia.

“Quién coopera para las chanclas”, se escucha decir a uno.

Otro pide que “te enseñe la factura del Livertianguis”.

Uno más se ofrece a pagar por los daños: “señora, yo le pago sus chanclas”.

Mientras otra usuaria le pide a los elementos policiacos dejar a la joven; a la par que un señor invita a la mujer a seguir su camino.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.