Ante muertes y desapariciones, ni un minuto de silencio, toda la vida en rebeldía: MAÍZ

** Asegura que el gobierno ha traicionado los intereses de los pueblos, militarizando y dando paso a grandes proyectos de despojo **

** MAÍZ decretó la muerte del convenio 169 de la OIT, “porque hoy es el instrumento del despojo y la simulación” **

NATHALIE GÓMEZ/@Nathalie_fx

Huajuapan de León, Oax.- En respuesta al llamado del pueblo de Amilcingo, Morelos, en Chinameca, el Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAÍZ), resaltó que no habrá ni un minuto de silencio, pero sí toda la vida en rebeldía tras los asesinatos y apariciones en este país.

Así lo hicieron, a 100 años del asesinato del general Emiliano Zapata; a nueve años del asesinato de Bety Cariño y Jyri Jaakkola en la zona triqui; a siete meses de la desaparición de Sergio Rivera Hernández; a dos meses del asesinato de Samir Flores, defensor de derechos humanos y de la tierra.

“Nosotros los pueblos indígenas que representamos MAIZ, soñamos en un mejor mundo. Pero vemos a nuestros pueblos hoy tan agredidos y golpeados por los intereses neoliberales y del capital mundial, buscando imponer sus reformas a costa de la muerte y el sometimiento de nuestros pueblos, con sus falsos discursos de bienestar, de desarrollo, con baños de pueblo en sus actos demagógicos”, destacó la organización.

Aseveró que la actual administración del gobierno de la esperanza, al igual que Francisco I. Madero, el apóstol de la democracia, “ha traicionado los intereses de nuestros pueblos, militarizando y dando paso a grandes proyectos de despojo, que con la complacencia de la clase política y del Estado han entregado nuestros territorios al modelo extractivista”.

El Movimiento Agrario Indígena Zapatista, que lleva el nombre del conocido como Caudillo del Sur y que luchara por los derechos de las comunidades indígenas, campesinas y obreras, decretó la muerte del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “porque hoy es el instrumento del despojo y la simulación”.

Ante este panorama, la organización consideró que la clase política no resolverá lo agravios de las comunidades, ni estará del lado de los desposeídos, “seremos nosotros, los pueblos unidos y organizados, quienes defenderemos nuestros territorios, es el tiempo de nuestros pueblos, es la historia quien nos lo reclama, basta ya de colonialismo y saqueo, de 525 años de sangre y despojo.

Hicieron un llamado a la población, “a seguir luchando, levantar la voz, y a exigir la justicia que las mediocres instituciones y sus jueces no han sabido impartir, porque  sólo saben administrar y burocratizarla generando un  total fracaso”.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.