Con la honestidad no se juega

Por Horacio Corro Espinosa

Tal vez haya sido una muy mala idea del ayuntamiento de Huajuapan, no haber publicado la nómina de los aguinaldos a los regidores y al presidente municipal.

Ayer, mi amigo Esli Rojas Hernández, mejor conocido en Facebook como Daniel el Travieso, publicó en su muro las cantidades que cada uno de estos funcionarios se llevó el fin de año.

Probablemente no publicaron esa información, porque quisieron hacerlo con la misma honestidad que pretendieron presumir.

En cuestión de dinero no debe haber medias tintas ni verdades a medias. Todos sabemos que quien dice verdades a medias, oculta una injusticia para el pueblo.

Con la publicación de la nómina de aguinaldos a los regidores por una persona externa a la administración, se confirma que en realidad, en el ayuntamiento no existe la transparencia ni la contraloría. Queda claro que la lucha contra la deshonestidad es una herramienta que sirve para aparentar una imagen de buena fe contra la corrupción.

El publicar un documento por una persona ajena al ayuntamiento, produce más dudas que certezas, y revela que la rendición de cuentas no está en el interés prioritario de éste trienio municipal.

Si la administración de Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, quería proyectar una imagen impecable, con esto, solo les queda parecer honestos. Además, esto abre una puerta para que el resto de los funcionarios menores tengan libertad de ocultar datos para beneficio personal.

Por ejemplo, si alguien quiere saber sobre la situación del automóvil robado a la regiduría de educación y cultura, ahora, mucho menos vamos a tener la oportunidad de saber algo al respecto porque las oficinas de transparencia y contraloría, no dependen de personas independientes, sino de las decisiones del mismo presidente. Esto no es ninguna novedad para nadie, todos lo sabemos.

Para los que no hayan tenido oportunidad de ver el pago de aguinaldos a los miembros del Cabildo, déjenme decirles que el presidente municipal se llevó la nada despreciable cantidad neta pagada en efectivo de 74 mil 40 pesos con 31 centavos.

Los 12 regidores restantes, a excepción de los del PRD, se llevaron la ridícula cantidad de 54 mil 606 pesos con 76 centavos.

Los del PRD, Grinel Flores Hernández y Araceli García Carrizosa, la cantidad de 56 mil 108 pesos con 76 centavos.

No cabe duda que la regidora de Educación y cultura se tiene al presidente municipal bien agarrado de sus redondeces de la entrepierna, (así dice ella) por eso se llevó, junto con su compañero de partido, mil 502 pesos más que el resto de los ediles.

Cómo ya no hemos sabido nada de lo del vehículo robado, es probable que los regidores se hayan puesto de acuerdo para perdonar la responsabilidad de la regidora Araceli García, y sea el pueblo quien pague su descuido.

Si la regidora argumenta que no tiene lana para pagar el vehículo, bien puede completar la cantidad del precio con todo lo que se lleva mensualmente como funcionaria municipal, más lo que se llevó del aguinaldo, más lo que sigue cobrando en el Ieepo, pues es aviadora. Con todo este dinero le alcanza y le sobra para pagar el vehículo que firmó en resguardo.

Si los ediles van a olvidar este caso, indicará entonces que la corrupción seguirá siendo el aceite para los engranes del ayuntamiento. Seguiremos notando que nos quieren engañar con la verdad.

Que quede claro, con la honestidad no se juega.