Huajuapan y su historia. La Revolución Mexicana y la Constitución de 1917

Redacción

Heroica Ciudad Huajuapan de León, Oax. 11 de noviembre de 2019. En el ocaso de la Revolución Mexicana, Huajuapan toma parte de esta gesta de la siguiente manera: Había un grupo de correligionarios de un huajuapeño que se convirtió en gobernador interino en el año de 1917, que era Don Manuel Acevedo, quién de alguna manera no vislumbró bien que la constitución de 1917 traía beneficios porque era una ley innovadora, indicó, Santiago Barragán Zamora, cronista municipal.

Explicó que Don Manuel Acevedo, siendo gobernador interino, se negó a juramentar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que se promulgó en Querétaro el 5 de febrero de 1917, entonces, al negarse a aceptar esta Ley, se hicieron dos bandos en el estado.

En esa época, Huajuapan se encontraba en una situación económica grave porque la Revolución Mexicana había dejado una serie de pobreza en el pueblo, debido a que en diferentes ocasiones bandoleros con el nombre de zapatistas o carrancistas habían asaltado Huajuapan para apropiarse de víveres; entonces las condiciones económicas eran realmente precarias.

Rememoró que la Ley que iba a entrar a regir para apaciguar la situación posrevolucionaria y empezar a crear un desarrollo económico era la Constitución Política de 1917, pero desafortunadamente en Huajuapan no se aceptó, por lo que se hicieron dos bandos, Los Constitucionalistas y Los Soberanistas. Los primeros pugnaban porque la Constitución del 17 se implementará en Oaxaca y el otro bando estaba en contra de que se estableciera.

“Esto dio como consecuencia una conflagración aquí en Huajuapan. El lado de los soberanistas lo encabezaban los huajuapeños Félix Solana Carreón y Luis Niño de Rivera, apodado Luis Cachimba, ellos dos abanderaron este movimiento que no aceptaba la constitución”, citó.

Ante estos acontecimientos, arribó Ezequiel Díaz, al mando de tropas federales que traían como misión establecer la Constitución, desde luego estas tropas era carrancistas y al llegar a Huajuapan se acantonaron en el zócalo de la población.

Quien defendía a Huajuapan en ese momento era Don Félix Solana Carreón, el cual, al ver que las tropas del ejército federal los rebasaban en número, salió de Huajuapan y se desguareció en San Pedro Yodoyuxi, “sin saber que alguien vendría a comunicarle a Ezequiel Díaz que el jefe Huajuapeño, Félix Solana Carreón, se encontraba en un paraje de esa comunidad”.

De este modo, tanto Félix Solana Carreón y Luis Niño de Rivera fueron sorprendidos y finalmente abatidos por las tropas de Ezequiel Díaz en la comunidad de San Pedro Yodoyuxi. “Ante este hecho, Huajuapan lloró a sus revolucionarios e incluso su tropa, llamada los “Fieles de Huajuapan”, hicieron guardia de honor ante su líder fallecido; y finalmente la Constitución de 1917 se impuso en el Estado”.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.