Muere en explosión de polvorín tesorero y joven de 22 años

Saùl Salazar/@SalazarBalbuena

HUAJUAPAN DE LEÒN, Oaxaca.- La explosión de un polvorín clandestino, en el municipio de San Mateo Etlatongo, del distrito de Nochixtlán, provocó la muerte del tesorero municipal de esta población y de su ayudante.

De acuerdo con el reporte policial, la detonación ocurrió a las 10:30 horas, en un predio ubicado en el paraje denominado Los Álamos, utilizado como taller para la fabricación de pirotecnia.

Al escuchar el estruendoso ruido, las autoridades y habitantes acudieron a investigar, encontrando en dicho lugar el cadáver del tesorero municipal José Guadalupe Zacarías, de 33 años de edad, quien se hallaba boca arriba totalmente calcinado, además de que tenía desecho parte de su cuerpo, de la cintura hasta las rodillas.

A menos de un metro, se hallaba boca abajo con el rostro totalmente carbonizado, la segunda víctima que respondía al nombre de Honorio Pérez, de 22 años de edad, quien ayudaba al tesorero en la elaboración de los explosivos.

De inmediato solicitaron la intervención de las autoridades competentes, llegando al lugar elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), quienes iniciaron con las diligencias de rigor.Después de realizar las entrevistas necesarias con las autoridades municipales y habitantes, indicaron que posiblemente el incidente ocurrió tras el manejo inadecuado del material explosivo.

Al finalizar la inspección de ambos cuerpos, los AEI ordenaron que fueran trasladados al anfiteatro municipal de Nochixtlán, donde se presentó el médico legista a realizar la necropsia de ley.

Al lugar llegaron elementos de la policía estatal de Nochixtlàn a brindar ayuda y tomar conocimiento de lo ocurrido.

El predio donde laboraban los dos occisos, originarios de San Mateo Etlatongo, no contaba con el permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional para la elaboración de juegos pirotécnicos.

El presidente municipal de San Mateo Etlatongo, perteneciente al distrito de Nochixtlán, Jorge López Sánchez, confirmó que la mañana de este jueves, el tesorero municipal y otra persona más de esta comunidad perdieron  la vida tras la explosión de un polvorín en dicha zona.

El edil informó que la mañana de este jueves le fue notificada vía telefónica la noticia de que un polvorín que se ubica en las inmediaciones de esta comunidad  explotó, por lo que en el siniestro  perdió la vida José Guadalupe Zacarías, de 33 años de edad, quien era tesorero municipal, y uno de sus trabajadores,  quien respondía al nombre de Honorio Pérez, de 22 años de edad.

López Sánchez manifestó que los hechos se registraron a las 10:30 de la mañana,  cuando los habitantes de la comunidad escucharon una fuerte explosión, por lo que salieron de sus domicilios y se percataron que del taller salía una gran cantidad de humo, por lo que al adentrarse al lugar encontraron muerto al tesorero municipal y a su trabajador de 22 años de edad.

Según los reportes, la cohetería contaba con todos los permisos y era propiedad de Guadalupe Zacarías, por lo que la explosión se debió a un mal manejo de la pólvora.

Al notificar dichos hechos, la autoridad pidió la colaboración de la Agencia Estatal de Investigaciones con sede en Asunción Nochixtlán,  para que se iniciaran las investigaciones correspondientes y se hiciera el levantamiento de los cuerpos.

El munícipe expresó que horas más tarde, al lugar de la tragedia acudieron los peritos y el Ministerio Público de Asunción Nochixtlán, en donde desarrollaron las diligencias correspondientes, así como levantar los cuerpos y practicarles la necropsia de ley.

La autoridad indicó que las víctimas de este siniestro fueron entregadas a sus familiares y que serán sepultadas en el panteón municipal.