Por pedir material de curación expulsan a socorrista

Saúl Salazar/@salazarbalbuena

TLAXIACO, Oaxaca.- El socorrista Gilber Magli Robles Hernández, fue despedido por el Ayuntamiento de Tlaxiaco, que encabeza Óscar Ramírez Bolañosluego de pedir material de curación, para seguir brindando la atención prehospitalaria a las personas que resultan heridas por algún percance vial o para trasladar a algún paciente.

El paramédico quien cuenta con diversos cursos de primeros auxilios con validez oficial, además de concluyó la carrera de Técnico Básico en Gestión Integral del Riesgo, por la  Escuela Nacional de Protección Civil, reveló que quizás otra de las razones de su despido, ya que el ayuntamiento eran quien le pagaba, fue el solicitar de manera puntual gasolina para ambulancia municipal.

“Ya no me querían dar ni para la gasolina, y pues tuve que ir a exigirles, a lo mejor eso tampoco no les gustó. Cuando me daban muchas vueltas, mejor yo decidía poner del dinero que ganaba para poder pagar el combustible”, recalcó.

Reveló que cuando se encontraba ofreciendo un servicio, le avisaron que acudiera a la presidencia municipal por que quieran habla con él, al llegar uno de los asesores le dijo que estaba despedido, por órdenes el presidente municipal

Por tal razón, el paramédico Gilber Magli preguntó cuál era la razón, pero solo le dijeron que el ayuntamiento de Tlaxiaco ya no tenía para pagarle su sueldo, el cual lo considero insuficiente, sin embargo, el seguir ayudando lo motivada a continuar.

Recalcó que durante el presente año ha apoyado en más de 100 accidentes, y que en algunas ocasiones hasta tenía que doblar turno por el mismo sueldo.

“El 19 de junio de 2016, cuando ocurrió el enfrentamiento en el municipio de Nochixtlán, llegue a la población en la ambulancia, en compañía de  amigos y otros compañeros, a atender y trasladar a los heridos. Así también llevamos los ataúdes de las personas que perdieron la vida en dicha pugna, a sus comunidades de origen en donde fueron sepultados”, reveló.

Consideró que fue injustificado su despido, y que ahora está preocupado al no tener ese ingreso económico que le otorgaban por prestar su servicio como socorrista, por lo que tendrá que buscar otro trabajo para poder cubrir los gastos de otro de sus hijos quien nacerá en aproximadamente un mes.

Refirió que la ambulancia se encuentra en condiciones no aptas para prestar el servicio, ya que presenta fisuras por donde le entra el agua, y por consecuencia el piso se está oxidando, además de que el interior presenta daños ante la falta de mantenimiento.

“El edil tlaxiqueño debe saber que la persona que se quedó en mi turno, quien ese el conductor de la ambulancia, y ahora supuestamente también la hará de socorrista, no conoce de primero auxilios, es irresponsable por parte de la autoridades municipales de poner a alguien que no sabe”, finalizó.