Salen unos y entran otros…

Por el Dr. Alfredo Loranca Abad

Quedan menos de dos meses para que concluya la administración municipal en Huajuapan de León, el presidente solicitó licencia al cargo para buscar otras aspiraciones políticas personales, mientras tanto, se anunció la integración de la comisión de entrega – recepción por parte de la autoridad saliente que deberá interactuar con su contraparte del Ayuntamiento electo, unos dando la información pertinente de las diferentes áreas y los otros aprendiendo el funcionamiento interno de todos los servicios para garantizar que no haya interrupción en estos y que la ciudad siga sin sobresaltos.

Es también de vital importancia conocer el estado administrativo actual, si existen compromisos con proveedores o pagos pendientes, ¿hay recursos suficientes para cubrirlos o se va a dejar deuda?  Se deben saber los ingresos anuales  reales para poder calcular a futuro cuáles son las capacidades financieras del Ayuntamiento, prever las participaciones federales y conocer los ingresos propios para programar de esta manera qué proyectos son prioritarios para la próxima administración y buscar con tiempo los medios para obtener recursos, en resumen lo que contienen los planes de Ingresos y Egresos.

El cabildo saliente debe dejar aprobados ambos planes pero en una lógica de corrección política (que espero exista), la administración entrante debería proponer los lineamientos principales de estos porque para fines prácticos son ellos los que finalmente lo van a ejecutar, las carencias, excesos o falta de claridad pueden afectar seriamente el desarrollo de obras y proyectos,  así como la capacidad crediticia del ayuntamiento.

Queda todavía pendiente el tercer informe de esta administración (que esperamos rinda el Presidente con licencia), se supondría que con la información real y tangible del estado del Municipio, no sólo números alegres de dinero ejercido y obras ejecutadas, el informe debería responder  ¿esas obras resolvieron un problema o demanda de los ciudadanos?, ¿cuántas siguen funcionando?, ¿cuántos recursos se requieren para mantenimiento y reparación de estas obras?, ¿cuáles son los pendientes?, ¿agua potable?, ¿vialidad?, ¿economía?, ¿seguridad?

Partiendo de esa base bien haría el Presidente Municipal entrante en cuestionar no sólo eso,  si no también tener en claro que hay programas, obras o proyectos que resultaron funcionales y debe dárseles continuidad, pero también otros que han demostrado no serlo, que se encuentran en estado de abandono, sin seguimiento o mantenimiento, estos hay que mejorarlos, rescatarlos o cambiarlos y todo eso implica recursos económicos.

En una época de recortes presupuestales a nivel federal, con todos los factores económicos que anuncian una crisis, el principio de un buen gobierno es la mejor planeación. No es cosa de Salen unos y entran otros  sino más bien de Ingresos y Egresos…

alfredoloranca@hotmail.com