27 septiembre, 2020

Alexis golpeó y le fracturó la cadera al hijo de su pareja en Mexicali, BC; una Jueza lo deja en libertad

Pese al peligro que representa para las víctimas, Alexis Gerardo no fue puesto en prisión preventiva. Foto: Zeta

 

Por Eduardo Villa Lugo/ZETA 

Tijuana, 2 de septiembre (Zeta).- El presunto agresor de un niño de 10 años de edad, fue detenido por elementos de la policía municipal de Mexicali el pasado 29 de agosto. Tras las primeras diligencias, el Ministerio Público (MP) armó una carpeta y presentó el caso ante la Jueza Hilda Maritza Morales Mercado, quien declaró legal la detención, pero otorgó la libertad al responsable.

El 1 de septiembre, se llevó a cabo la audiencia inicial donde se formuló imputación en contra de Alexis Gerardo “N” -inocente hasta que se demuestre lo contrario-, detenido en el Fraccionamiento Colonial, porque presuntamente golpeó al hijo de su pareja sentimental, porque tenía complicaciones para realizar su tarea.

El presunto agresor le propinó tal golpiza, que el médico que lo atendió encontró una fractura de cadera, además de severas lesiones en el rostro que tardarían más de 15 días en sanar.

La agresión fue denunciada por vecinos de la comunidad, quienes observaron al menor con heridas en todo su rostro y cuerpo. Entonces, grabaron al infante preguntándole por el responsable del ataque y la causa del mismo.

Posteriormente fue reportado el hecho a las autoridades y en poco tiempo fue detenido. La madre de la víctima, según la información de la Fiscalía General del Estado (FGE), también había sido golpeada por el sujeto.

Al presentar los antecedentes de la investigación, la Jueza Hilda Maritza Morales Mercado, consideró que había suficientes elementos para determinar legal la detención, pero al momento de solicitar la medida cautelar, le fue negada al Ministerio Público la prisión preventiva.

La Fiscal abogó por el interés superior del menor, ya que mantener al victimario en libertad representaba un riesgo. Sin embargo, la Jueza ignoró el argumento y decretó la libertad del agresor, con la condición de presentarse cada semana a firmar y de no acercarse a las víctimas ni al domicilio.

El juicio formal iniciará dentro de dos meses, cuando se concluya la investigación.

 

Print Friendly, PDF & Email