14 abril, 2021

Casi 2 toneladas de despensas tiradas a la basura

Por Horacio Corro Espinosa

Después de cuatro años y meses, ayer 28 de enero, la excandidata a diputada, Yolanda López Velasco, mandó a tirar al basurero del Citreso (Centro integral de tratamiento de residuos sólidos) de Huajuapan, más de tonelada y media de despensas.

Esas miles de bolsas de despensas estuvieron guardadas en el “hotel Candi”, de la familia López Velasco, ubicado sobre la Carretera internacional 190 dentro de la ciudad de Huajuapan de León.

En plena campaña política, en el mes de agosto del 2015, la entonces candidata a diputada federal, Yolanda López, recibió dos tráileres, frente a su hotel, de diversos productos para que fueran entregados a sus simpatizantes. A esta cantidad de bolsas, habrá que sumarle otras toneladas de despensas que recibió en ese mismo lugar después del sismo del 19 de septiembre de 2017.

Toda la cantidad de productos que se quedaron durante años dentro de las habitaciones del “hotel Candi”, fue por decisión de la hoy delegada de Atención Regional en la Mixteca del gobierno estatal, pues prefirió que toda esa comida se convirtiera en beneficio de ratas, cucarachas, y gorgojos, al sentir que sus paisanos no eran merecedores de su buen corazón.

Lo más curioso de este asunto, es que hace días, en una de sus múltiples visitas a la mixteca del presidente Andrés Manuel López Obrador, ella se comprometió a llevar las despensas como una forma de agradecimiento a los allí presentes. Sabemos que mucha gente acude a esas manifestaciones solo por el interés de recibir algo a cambio, y lo que recibieron fue una bolsa, como las que se ven en las fotografías: botes de jugos caducados, galletas de animalitos hechas polvo, botes de harina, leche en polvo, frijol, entre otras porquerías.

La gente que recibió estas despensas, fueron proporcionadas desde el buen corazón de Yolanda López. La multitud, no tuvo más que aguantarse y enojarse consigo misma por haber ido a ese evento que resultó una burla para ellos.

Esta es una muestra clara, tangible y verdadera, de cómo esta señora, la  delegada de Atención Regional en la Mixteca del gobierno estatal, ve a los mixtecos: como unos verdaderos marranos que no merecen otra cosa más que lo que se les dio en la visita del presidente Obrador.

Para descargar los dos tráileres de productos para su campaña, contrató a tres personas, mismas que estuvieron trabajando durante más de 48 horas seguidas. Estos estibadores tenían que caminar desde la carretera hasta el segundo piso del hotel, donde ayer desocuparon esas habitaciones.

Cada uno de esos hombres dio miles de vueltas, pero lo hacían por el convenio verbal que habían hecho con la entonces candidata priísta, que les daría 2 mil pesos. Al terminar su labor, lo que ella les entregó fueron 200 pesos a cada uno.

Después de cuatro años  de aquella mortal faena, uno de los estibadores no puede reponerse físicamente, pues su columna vertebral quedó maltrecha, y ella jamás lo ha querido recibir.

El cargo que le encomendó el gobernador Alejandro Murat a Yolanda López Velasco, tiene como fin, atender a las autoridades municipales y buscar una solución a sus problemas, pero ella se ha dedicado solamente a lucirse en los eventos ajenos para salir en las fotografías, pero hasta ahorita, ella no ha resuelto ningún asunto.

Una tonelada 696 kilos de comida a la basura, es para que los pueblos de la mixteca se lo agradezcan a la representante del gobernador Alejandro Murat, un poco más allá de las próximas elecciones.

-PUBLICIDAD- 

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat