Compañía convierte cenizas de mascotas en hermosos tesoros de vidrio

Gracias a estos hermosos monumentos de vidrio podrás tener presente siempre a tu amada mascota.

Por: nation.com.mx

Perder a un ser querido, ya sea humano o animal, es una de las experiencias más difíciles podemos enfrentarnos en la vida. Para ayudar a mantener vivos los recuerdos, a muchos de nosotros nos gusta tener un recordatorio físico para tenerlo a mano, algo hermoso y significativo que contenga la esencia de un amigo fallecido.

Davenport Memorial Glass se especializa en este tipo de recordatorios físicos, creando piezas conmemorativas que infunden una pequeña cantidad de las cenizas de un ser querido con impresionantes obras de arte en vidrio. Las patas de mascotas son particularmente populares, y son lo suficientemente pequeñas para que puedas llevar un pedacito de tu querido gato o perro a dondequiera que vayas.

“Nuestro objetivo es capturar físicamente un momento, crear un recuerdo que traiga un recuerdo”, escribe Davenport en su sitio web. “Nada se comparará con el tiempo que pasas con tu ser querido, pero esperamos ayudarte a atesorarlo y recordar el precioso tiempo que pasaron juntos”.

Si bien las mascotas constituyen una parte importante de muchas de nuestras vidas, no hay una costumbre formal cuando se trata de recordarlas. Si los amantes de las mascotas deciden hacer algo, la mayoría decidirá enterrar a sus peludos amigos.

Pero para tener este hermoso recuerdo, solo necesitas obtener una cucharada pequeña de cenizas y enviarlas a Davenport por correo postal. También  se puede obtener un colgante con huella de pata, como el que se muestra a continuación.

Cameron Davenport, el hombre detrás del negocio comenta, “Hace unos 10 años perdí a un buen amigo. Me dieron una cucharada pequeña de sus cenizas que había colocado en mi estante durante varios años”.

“Un día se me ocurrió y decidí convertirlo en una canica. Hubo algunos amigos que pensaron que esto era una buena idea y me pidieron que les hiciera también un vaso conmemorativo”.

Pero para tener este hermoso recuerdo, solo necesitas obtener una cucharada pequeña de cenizas y enviarlas a Davenport por correo postal. También  se puede obtener un colgante con huella de pata, como el que se muestra a continuación.

Cameron Davenport, el hombre detrás del negocio comenta, “Hace unos 10 años perdí a un buen amigo. Me dieron una cucharada pequeña de sus cenizas que había colocado en mi estante durante varios años”.

“Un día se me ocurrió y decidí convertirlo en una canica. Hubo algunos amigos que pensaron que esto era una buena idea y me pidieron que les hiciera también un vaso conmemorativo”.

“Les encanta el trabajo que hago para ellos y el significado detrás de él. A medida que avanza cada día, cada vez me siento más agradecido por las personas en mi vida y por el tiempo que paso con ellas. Hacer este tipo de trabajo realmente resalta el amor en mi vida”.

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.