11 agosto, 2020

En Navidad, compartieron con gente de escasos recursos

NATHALIE GÓMEZ/CORRESPONSAL

Huajuapan de León, Oax.- En fechas tan especiales como es la Navidad, o el nacimiento del niño Jesús, integrantes de la iglesia católica compartieron los alimentos con gente de escasos recursos y personas de la tercera edad.

Esta actividad se realiza hace unos cinco o seis años. Convocan los presbíteros, Procopio Aragón Osorio y Ruperto Luna Cabrera.

La cita fue el 24 de diciembre a las 13:30 horas en la rectoría de San Isidro Oriente, de esta ciudad. Ahí, familias católicas que responden a la invitación, llevan lo que estén dispuestos a compartir.

Unos llevan guisados, postres, refrescos, agua de sabor, tortillas o dinero, “lo que su corazón les dicte”, comentaron los organizadores.

Aproximadamente a las 14:00 horas, ya que se colocaron los tablones y las sillas para los invitados, se les comienza a recibir y a servir.

Al término, y porque la voluntad de la gente es llevar en abundancia, los que se suman a la noble causa salen con las cazuelas, las ollas, las bebidas, al hospital general Pilar Sánchez Villavicencio.

Ahí comparten “un taquito” con la gente que se encuentra en el área de Urgencias por algún familiar, luego los católicos continúan su recorrido al mercado Ignacio Zaragoza y algunas calles del centro de la ciudad, hasta terminar lo que se haya recabado.

Aunque durante todo el año hay grupos de la iglesia que realizan estas actividades, además de compartir bebidas calientes y un rato de oración en hospitales del municipio, esta es una fecha muy especial.

Los organizadores invitan a la gente que quiera sumarse en próximos años, a hacerlo en familia, porque es gratificante y reconfortante en estas fechas, ayudar a alguien que está atravesando por momentos difíciles, es también una manera en que Dios se manifiesta a través de sus hijos.

Además, los participantes compartieron que, ver la cara de la gente al recibir algo que se les da con mucho cariño, es de sorpresa, pero mucha gratitud.

Carmen E. G., compartió que en algún momento a ella le tocó estar en una sala de hospital con un familiar enfermo.

“El hecho de que se acercara alguien extraño a compartir los alimentos, no te lo esperas, pero entiendes que cualquier persona, esté en la situación que esté, puede siempre, siempre, compartir algo con alguien, ese gesto te reconforta en un momento difícil, te hace sentirte acompañada”, dijo.

Print Friendly, PDF & Email