Kellogg’s eliminó en secreto los micronutrientes básicos de sus cereales en México, dice Informe

Por Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 27 de febrero (SinEmbargo).- En los últimos cinco años, Kellogg’s ha eliminado muchos de los minerales y vitaminas esenciales de sus marcas más populares de cereales a la venta en México, reveló el informe “Compromisos nutricionales de Kelloggs: ¿promesas en el aire?”, de la Fundación Changing Markets, SumOfUs y el Proyecto AliMente.

Este hallazgo, destacó el estudio, representa una violación evidente del compromiso de la empresa de fortificar sus cereales con los “nutrientes específicos para las necesidades” de la población mexicana, teniendo en cuenta que las carencias de nutrientes como el calcio, el hierro, el ácido fólico, la vitamina A y el zinc afectan a una parte importante de los niños mexicanos.

Kellogg’s lidera el segmento de cereales de desayuno en México, siendo el fabricante de cuatro de las cinco principales marcas que los padres mexicanos compran a sus hijos. Estos productos son consumidos por una gran parte de los niños mexicanos: según un estudio del gobierno realizado en 2013, el 50 por ciento de los niños de 3 a 12 años comen cereales de desayuno al menos 2 o 3 veces por semana, mientras que el 37 por ciento los consumen todos los días.

De acuerdo con la organización, Kellogg’s afirmó haber mejorado el contenido nutricional de sus productos, así como abordado el déficit de nutrientes con las “vitaminas A, B y D, Hierro, Calcio, ácido fólico y antioxidantes”; sin embargo, al evaluar la composición nutrimental reportada en las etiquetas de la empresa, durante los últimos cinco años (2013-2018), ésta se ha “empobrecido”.

Los defensores instan a Kellogg’s a restaurar los nutrientes esenciales en sus cereales, ya que 1,6 millones de niños en México sufren desnutrición crónica. Foto: Twitter @ChangingMarkets

 

“La fortificación de alimentos es una estrategia importante a desarrollar en el tratamiento de las deficiencias de micronutrientes y en la lucha contra la desnutrición”, citó el informe y recalcó que dentro de los desafíos para combatir esta problemática están “el hambre oculta y la obesidad en las comunidades de ingresos medios y bajos de todo el mundo”.

Mejorar y fortificar los alimentos ha sido una estrategia de prevenir o corregir la carencia de micronutrientes, para ayudar a la mejora de la salud pública, por lo que hay programas de fortificación obligatoria específicos por país, en alimentos como la harina, la sal y el aceite con nutrientes clave para mitigar deficiencias específicas en la población.

Sin embargo, también hay programas voluntarios, como los adquiridos por Kellogg’s, informó la fundación.

“Muchos productos de cereales para el desayuno son alimentos altamente procesados, contienen niveles muy altos de azúcar y sal, y son el objeto de campañas de marketing dirigidas a los niños”, destacó.

De acuerdo con estudio nacional citado por Changing Markets, el 42 por ciento de los padres dijo “comprar cereales para el desayuno porque sus hijos lo piden, mientras que el 33 por ciento los compra por su valor nutritivo.” De estos últimos, el 58 por ciento aseguró confiar “en la información que se proporciona en las etiquetas de los productos y en los materiales de marketing”.

Es por esto que la organización consideró que las indicaciones nutricionales han sido centrales para la estrategia de comercialización de Kellogg’s, en particular con la promoción de sus productos con mayor contenido de azúcar, sal o grasa: una opción de desayuno no muy saludable para los niños”, destacó.

COMPROMISOS INCUMPLIDOS DE KELLOG’S

El estudio recordó que Kellogg’s ha esbozado su compromiso asumido con la nutrición y, gracias a la articulación de algunas políticas de amplio alcance en materia de nutrición, ha mejorado su calificación en el 2018 Global Access to Nutrition Index (Índice de Acceso Mundial a la Nutrición 2018 [referido como Índice Global 2018]).

Sin embargo, distintos tipos de vitaminas, como la B, C y E disminuyeron en su proporción. En el caso del Hierro, “la reducción observada en las cinco marcas de cereales analizadas, se ha realizado a pesar de que la deficiencia entre la población mexicana”.

Kellogg’s creó paquetes reducidos para la población de menores ingresos, que el grupo leyó como una estrategia que antepone el crecimiento a la nutrición y que “queda en evidencia en el objetivo de Kellogg’s expresado como ‘ganar donde el comprador compra’”.

Changing Markets concluyó que ante la ausencia de bases científicas y lógicas “detrás de la fortificación de los cereales de Kellogg’s”, los compromisos citados “parecen ser promesas en el aire”.

La organización informó que las ventas de Kellógg’s, sólo en el mercado estadounidense ascienden a casi 3 mil millones de dólares, lo que representa aproximadamente el 23 por ciento de la facturación global de Kellogg’s, de 13 mil millones de dólares.

 

Print Friendly, PDF & Email
error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.