• Lun. Ago 2nd, 2021

Sujetos en moto asesinan a exsíndico en Putla

Nov 24, 2016

Saúl Salazar/@SalazarBalbuena

PUTLA DE GUERRERO, Oaxaca.- El exsíndico municipal de Constancia del Rosario, Armando Ezequiel Zurita Zúñiga, de 60 años de edad, perdió la vida antes de llegar al hospital 30 Camas, luego de ser atacado con armas de grueso calibre, a la altura de un conocido comedor, ubicado en el municipio de Putla.

Por versión de testigos oculares, alrededor de las 17:00 horas de ayer, Armando Ezequiel  Zurita Zúñiga, caminaba a la orilla de la carretera federal 125 Adolfo Pérez Gasga, acompañado del joven Bartolo Santiago de 20 años de edad, sin embargo, cuando se encontraba frente a la cocina económica Santiago, en el barrio Guadalupe Yutee, cerca de la gasolinera  de dicho asentamiento, fue alcanzado por una motocicleta.

principal-4-13-720x399Acto seguido, los hombres que viajaban en el vehículo de dos ruedas le empezaron a disparar en repetidas ocasiones, dándole al menos siete impactos de arma de fuego en distintas partes del cuerpo, por lo que se desvaneció a la orilla de la carpeta asfáltica, momento que aprovecharon los agresores para escapar en la misma unidad.

Vecinos de la zona, al ver los hechos y escuchar las detonaciones de arma de fuego, dieron aviso a los uniformados municipales, quienes llegaron casi al mismo tiempo que los elementos de la Policía Estatal de Putla.

De inmediato colocaron a la víctima sobre en una cobija, para enseguida trasladarla en la patrulla de la corporación estatal, al área de Urgencias del Hospital General 30 Camas de Putla, sin embargo, el también excomisariado de bienes comunales de Constancia del Rosario en el 2005, no aguantó a llegar al hospital por las múltiples heridas, falleciendo poco antes de ser encamado.

Los uniformados informaron al personal de la Agencia del Ministerio Público y Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) sobre lo ocurrido, mismos que acudieron al lugar de los hechos para realizar las diligencias correspondientes, donde levantaron casquillos de arma de fuego calibre 9 milímetros y calibre 38.

El cadáver presentaba al menos siete orificios en mejilla derecha, cuello, abdomen y codo. Se supo que nadie pudo reconocer a los perpetradores del crimen pues presuntamente ambos portaban cascos.

 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat