5 marzo, 2021

Temen lo peor por madre e hija desaparecidas

Saúl Salazar/@SalazarBalbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- A medida que transcurren los días, se desvanecen las posibilidades de encontrar con vida a Rocío Vásquez Feria de 40 años y su hija Karla de 9 años de edad, que desaparecieron desde hace más de un mes de la población de Santa María Tutla, ubicada en el municipio de San Andrés Dinicuiti.

Testigos oculares revelaron que horas antes de su desaparición, escucharon ruidos extraños al interior de la casa y después ya supieron nada de ellas.

“Tememos lo peor, que sólo se vayan a encontrar los cadáveres”, dijo Celina Vásquez Feria, quien denunció que las autoridades no hacen caso para buscar a su hermana y sobrina, pues solo les han dado hojas donde viene la foto de la desaparecida Rocío y sus datos generales, para que ella y su familia las peguen en la comunidad donde fue vista por última vez.

La hermana de la hoy desaparecida, relató que Rocío ya cumplió más de un mes que desapreció, pues la última vez que la vio fue vendiendo panques, el pasado 8 de julio, en el Centro del municipio de Villa de Tamazulápam del Progreso.

“Ese día platicamos y quedamos de que a los ocho días nos íbamos a ver en el mismo lugar, pero llegó la fecha y jamás se presentó, por lo que empezamos a sospechar y decidimos ir a buscarla a Santa María Tutla, pero en la casa donde vivía con su cónyuge ya no se encontraba nadie”, narró.

Ante ello, agregó que empezaron a preguntar con los habitantes de dicha población, quienes les revelaron que una noche antes de su desaparición, escucharon ruidos al interior de la casa, como si la estuvieran golpeando, y desde entones jamás la volvieron a ver.

Por lo anterior, decidieron poner la queja en el municipio de Chilapa de Díaz, pues en esta población el esposo de su hermana estaba trabajando como albañil, pero días después se dieron cuenta que ya no se presentó a laborar, y mucho menos acudió al llamado de la autoridad.

“No se presentó, queríamos que nos dijera donde está mi hermana y su hija, por lo que decidimos poner la denuncia en Teposcolula, pero tampoco nunca llegó, hicimos lo mismo en la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca, ubicada en Huajuapan, y ocurrió lo mismo”, señaló.

Reveló que su cuñado responde al nombre de Eduardo Cipriano Martínez, y desde que se casó con su hermana la maltrataba física y verbalmente, por lo que se decidieron separarse por unos meses.

“Mi hermana se vino a vivir a Chilapa, pero las venía a ver, luego de que se llegó a un acuerdo con las autoridades de que ya no la golpearía y ultrajara, hasta que un día logró llevárselas a vivir a Santa María Tutla, luego de amenazar a mi hermana con quitarle a la niña”, recordó.

Celina Vásquez dio a conocer que una vez su hermana le contó que en Santa María Tutla, vivía en un cuarto pequeño con su sobrina, donde apenas cabía una cama y era tratada como una sirvienta, ya que solo limpiaba y no tenía derecho a utilizar los muebles y electrodomésticos.

Pidió al personal de la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca, que interroguen a Eduardo Cipriano porque él sabe dónde está Roció y su hija, “que hagan justicia, búsquenlo, cuando vamos a preguntar solo nos dan largas, dicen que ya están investigando y no vemos avances”, finalizó.

El vicefiscal regional de justicia en la Mixteca Claudio Miguel Miguel, informó que por el caso se abrió la carpeta de investigación 66/DNOLMIXTECA-HL/2016, y que los agentes se encuentran realizando la indagaciones pertinentes.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Abrir chat