26 noviembre, 2020

Víctor, el Niño astronauta que realiza misión a hospital de Oaxaca para recibir vacuna; se protegió vs #COVID19

Jaime Guerrero/ cuartaplana.com
Oaxaca, Oax.- El recibir una vacuna para fortalecer su sistema inmunológico, trasladó a Víctor a una experiencia “galáctica”, literal, de astronauta.

La estación de exploración fue un hospital de Salina Cruz en el Istmo de Tehuantepec.

Víctor, vestido de astronauta -adaptado a un overol médico- acudió con su madre Alohani Cabrera Vásquez al nosocomio para recibir su vacuna de los 4 años, la cual había postergando dos semanas por la contingencia y porque un hospital no es un lugar seguro por riesgo de contagio de COVID19.

La mamá narró en sus redes sociales que a Víctor le gustan mucho los trajes y en una clase aprendió el sistema solar y de ahí tomó la idea de adaptarle un traje de astronauta y al mismo tiempo protegerlo.

El traje fue hecho de uno que al papá de Víctor le dan en el trabajo, fue adaptado a su tamaño sin tener que cortarlo.

 
Alohani buscó entre materiales de manualidades para detallar el traje, los propulsores para poder volar alto al espacio y poder llegar a su vacuna. Todo fue material reciclado.

Fue una experiencia mágica, indicó la mamá.

Esta es la historia completa narrada por la mamá de Víctor:

Debido a la contingencia sanitaria que se vive por la Covid-19, la mamá del menor de edad se las ingenio para no aplazar más el chequeo médico de Víctor y protegerlo de la pandemia.

Se llama Víctor Aldebarán le tocaba aplicarle su vacuna de los 4 años, la había estado postergando hace ya unas dos semanas por el motivo de la contingencia, un hospital no es un lugar seguro, pero también es necesario tener su esquema de vacunas completo, como todo niño es inquieto, nadie está acostumbrado atraer cubrebocas ni a tomar medidas es algo nuevo.

 
A mí hijo le gustan mucho los trajes y hace unos días en una clase que tuvimos (clases en casa por la nueva normalidad) aprendió el sistema solar, le gusta ver por el gps satelital, entonces se me ocurrió adaptarlo un traje de astronauta y al mismo tiempo protegerlo; entre las cosas de la casa vi un traje de su papá que le dan en el trabajo, lo adapte a su tamaño sin tener que cortarlo, para que se pudiera ocupar después, busque entre los materiales de manualidades que tengo para los trabajos de la escuela y esta sujeto con limpia pipas, una en la cintura otra en cada piernita. Cuando lo vio me dijo que le faltaba algo unos propulsores para poder volar alto al espacio y poder llegar a su vacuna, (ningún niño va contento a que lo inyecten creo que la mayoría) busqué el material reciclado y optuvimos los propulsores… Fue una experiencia mágica para él porque fue vestido de astronauta, cuando llegamos al hospital vio a los soldaditos de toy story que son los que están en las entradas resguardando la seguridad (los marinos), todos lo saludaban y él muy contento les respondía, adentro vio a otros astronautas que llevaban sus cascos, pero él estaba contento porqué él era el único que llevaba propulsores y lo hacía volar más alto hasta ver los planetas. Como buen astronauta no se quito su traje ni parte de su equipo porque él sabe que los astronautas no se lo pueden quitar mientras estén en el espacio. Investigue donde le aplicarían la vacuna y le hice una ranura al traje para que no fuera necesario mover nada. Fue una experiencia galáctica para mi hijo.

Todo esto que estamos viviendo es nuevo para todos, si podemos hacer un momento mágico porque no hacerlo? La imaginación de los niños y su inocencia es hermosa.

Gracias por todos los bellos comentarios y las menciones. Espero que veamos más niños protegidos y que al mismo tiempo que sueñen despiertos. Dios los bendiga.

Print Friendly, PDF & Email