Al INE Huajuapan, le vale lo de las despensas

Por: Horacio Corro Espinosa

El vocal ejecutivo de la junta distrital del Instituto nacional electoral (INE) con sede en Huajuapan de León, Román Santiago Mendoza, poco le ha importado el tema de la compra de votos con despensas.

Ayer domingo fue el día más escandaloso en cuanto al número de bolsas entregadas que se repartieron a la entrada de un taller mecánico denominado “El carnal”.

La candidata a diputada federal Naxhieli Estrada Bautista, se presentó ante esas oficinas, para que acudiera un representante a certificar la entrega de despensas con tal de obtener el voto a favor del PRI. La respuesta que obtuvo la candidata fue: “no podemos ir porque tenemos muchísimo trabajo”.

Además, los funcionarios le argumentaron a la candidata que la ley es muy clara, que para toda petición debe hacerse por escrito. Estrada Bautista les dijo que si lo hacía por escrito le responderían después de varios días, y que para entonces, los repartidores ya habrían desaparecido bajo la complacencia de la junta distrital.

Hay una persona encargada del INE que certifica los gastos de cada candidato. Esta persona ya no quiere asistir a los puntos donde se regalan despensas y otras cosas, con tal de obtener el voto en favor de ese partido, porque ya en otras ocasiones, asegura, los guaruras de los candidatos la han amenazado.

Los guardaespaldas del diputado local con licencia, la amenazaron después de haber visto en el sistema del INE, los nuevos gastos de campaña de Vera Carrizal, con la entrega de despensas.

El trabajo de esta persona es calcular el precio del contenido de cada paquete y lo multiplica por el número de personas que recibieron la bolsa, el resultado de la cantidad lo ha agregado a los gastos de campaña de Juan Vera. Esto es lo que les ha molestado mucho a los guaruras, por eso la han amenazado, y ésta ya no quiere participar en esas supervisiones.

Desafortunadamente la verificadora, no tiene ninguna protección por parte de ningún funcionario del INE, y menos de Román Santiago, quien le dijo que bien sabía a lo que estaba metiendo.

Es muy probable que el vocal ejecutivo, Santiago Mendoza, tenga fuertes intereses con alguno de los candidatos priístas para poner obstáculos a los candidatos de otros partidos, y no entregarles, por ejemplo, la certificación de sus representantes propietarios, quienes tienen derecho a hacer cualquier denuncia o impugnación a la junta.

Ayer mismo, otro candidato amenazó con tomar las oficinas si no le entregaban la certificación de su representante, pues con el rollo de que tienen mucho trabajo, se hacen los chistosos para darle ventaja a los priístas. Lo mismo hicieron con las facilidades que le otorgan a los repartidores de despensas, el día de ayer domingo.

No está mal que los candidatos regalen víveres con tal de obtener un voto. Está bien que lo hagan, porque con tanta pobreza, medio le matan el hambre a la gente por dos días; pero cuando den, ojalá fueran cosas buenas y saludables.

La repartición la hacen, más bien, con tal de obtener un nombre porque saben que es la única manera de hacerse conocidos.

Ellos mismos se sienten tan poca cosa, tan ciudadanos X, que con tal de que la gente los recuerde frente a la boleta, regalan a veces porquerías. Así lo hizo Yolanda López en las pasadas campañas electorales. Es más, para descargar dos tráileres de granos, contrató a tres personas, quienes durante más de 48 horas, y sin descanso y sin comida, les prometió pagarles 3 mil pesos. Al final, le pagó a cada uno 250 pesos. Uno de ellos hasta la fecha no puede trabajar porque quedó encorvado.

Si esta señora no se preocupó por unos de estos trabajadores, mucho menos se va a preocupar por el pueblo.

 

Twitter: @horaciocorro

Facobook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

error: Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual.